27/03/2021
internas

Avance de Lousteau sobre el oficialismo nacional en la UCR

Una “renovación” de la mano de Nosiglia, Angelici y Posse.

Las internas de la UCR en la última semana arrojaron como resultado un fortalecimiento del sector liderado por Lousteau. En la Ciudad de Buenos Aires se alzó con el 90% de los votos, obtenidos por las dos listas que lo apoyan. Una referenciada en el “Coti” Nosiglia y Yacobitti y la otra en Angelici. Días después de la elección, donde se disputaron las comunas, una reunión partidaria en Barracas terminó a los tiros.

En la provincia de Buenos Aires Lousteau apadrinó al derechista Posse, intendente vitalicio de San Isidro, en una lista opositora al oficialismo y conquistó el 48% de los votos. La elección también terminó en un escándalo porque faltan varios distritos por escrutar y el margen es estrecho. En Córdoba enfrentó a una coalición de Mestre y Negri y perdió por un margen estrecho.

Lousteau encaró las elecciones internas invocando una renovación partidaria sin más contenido que ser “más competitivos” y disputar más lugar al PRO en la interna de Cambiemos de cara a un potencial enfrentamiento en las Paso. Se trata de una impostura por partida doble. La renovación pretendida detrás de una imagen de “progre” esconde que sus principales aliados son el viejo aparato radical de Nosiglia, Yacobitti y Angelici, ligados a la mafia judicial y los servicios de inteligencia. Además buscó hacer pie en la provincia con Posse, ala derecha e intendente junto a su padre desde el año 1983.

Pero por otra parte lejos quedaron las críticas a la Ciudad precaria que escondía el montaje publicitario de Larreta en la Ciudad con el cual le disputó la Ciudad en 2015 y con el que casi gana el balotage. Hoy esa ciudad tiene aún más padecimientos que en el pasado, en materia de vivienda, educación, salud y espacios verdes, sin embargo Lousteau se reúne con Larreta todas las semanas y piensa en su candidatura en 2023 como complementaria a la del actual Jefe de Gobierno. Si Larreta es candidato a presidente apuesta a “heredar” la Ciudad. Su bloque en la Legislatura pasó a votar los más nefastos proyectos del oficialismo, como la privatización de Costa Salguero para construir torres de lujo. Es por eso que lo apoya el sector de Angelici, incorporado al macrismo desde un principio.

Por lo tanto, el movimiento de Lousteau esconde una adaptación progresiva al PRO y una derechización del conjunto de su política para pasar a revistar plenamente en el ala moderada de Cambiemos. Su intención de “jubilar” a Macri busca golpear al ala derecha de Cambiemos y despejar el camino de Larreta hacia las presidenciales.

En esta nota