23/02/2017

Bahía Blanca: Una “cuota” más de violencia hacia las mujeres y los niños

Acusan a un concejal por dejar en la indigencia a su ex pareja y a su hijo
Por Juli L.


Un concejal bahiense de Compromiso Bahía (ligado al PJ), Matías Italiano, ha sido denunciado públicamente por negarse a reconocer y pagar la cuota alimentaria de su hijo de 10 meses, causando un gran rechazo popular en vísperas del Paro Internacional de Mujeres el 8 de Marzo.


 


El relato de Romina, madre del hijo no reconocido por el concejal, realizado en el medio local LaBrujula24 (21/2), es dramático: “tuve que vender mis cosas para pagar los pañales, no puedo pagar el alquiler y no tengo donde vivir”.


 


Que un “representante del pueblo” no cumpla con una ley que busca la protección de la madre y sus hijos, forma parte del conjunto de las responsabilidades que el Estado no asume en la terreno de la violencia institucional y material hacia las mujeres y los niños.


 


El Concejo Deliberante viene de autoaumentarse sueldos hasta más de $70.000 mensuales, mientras el ajuste y las paritarias a la baja, con salarios de hambre, golpean sobre el conjunto de los trabajadores y agudiza especialmente la situación de las mujeres que son sostén de hogar.


 


Italiano fue uno de los concejales que en el 2015 aprobara la ordenanza municipal que declara la “emergencia de género”, que nunca obtuvo el presupuesto necesario para cumplir lo que predicaba. Los bloques patronales que integran el Concejo votaron la ordenanza para sacarse la foto.


 


En Bahía Blanca existe un solo refugio para mujeres víctimas de violencia, no hay plan de viviendas para madres solteras, no existen subsidios de contención y los gastos legales para llevar adelante las demandas contra  los incumplidores, corren siempre por parte de las víctimas. La complicidad del Estado es total.


 


Con el intendente Héctor Gay (Cambiemos), persisten las situaciones de violencia y opresión contra las mujeres y los niños, que brotan por doquier, junto a la constatación de que funcionarios, legisladores y el propio Estado son actores o cómplices: desaparición de nenas; prostíbulos clandestinos con mujeres esclavizadas, a escasas cuadras del centro; un ex funcionario municipal procesado por distribuir pornografía infantil; la jefa de la Comisaria de la Mujer acusada de abuso de autoridad y el municipio que recorta la prestación de servicios en la guardería para los trabajadores municipales. Esto por nombrar solo por nombrar algunos hechos. 


 


Resalta, una vez más, el silencio cómplice de todo el Concejo y de sus legisladores y legisladoras: el cuerpo no votó siquiera un “llamado de atención”. Así, se pone en evidencia nuevamente que la condición de mujer no es lo que determina la acción, sino el programa del partido al que responden las concejales.


 


Pero, en el caso que ahora ha causado la indignación popular, también podríamos estar frente a la presencia de un  nuevo caso de impunidad del poder, ya que la mamá denunciante señaló que “él (Italiano) me dijo: ´hace todas las denuncias que quieras, yo soy íntimo amigo de Dámaso Larraburu (dirigente histórico del PJ bahiense y ex candidato a intendente por el Frente Renovador) y el maneja a toda la fiscalía’ ”.


 


Italiano debe cumplir con su obligación pagando la cuota alimentaria, incluida la deuda acumulada por su incumplimiento. Hasta que no cumpla con la obligación elemental de sostener a su hijo debe ser apartado del cargo y embargados sus ingresos en el Concejo. Si persiste en el incumplimiento, debe ser separado definitivamente sus funciones.


 


El 8M paramos y marchamos por las calles de Bahía Blanca para denunciar las responsabilidades del Estado en la escalada de violencia hacia las mujeres.


 


 

En esta nota

También te puede interesar: