29/10/2019

Balance de las elecciones rionegrinas

La izquierda se consolida

La fórmula presidencial F-F resultó la más votada también en Río Negro, sacando una ventaja de casi 30 puntos sobre la fórmula de Macri y el rionegrino Miguel Pichetto, que obtuvo el 28,6%. Esto pese a que Juntos Somos Río Negro, el partido de gobierno provincial, fue con boleta corta como parte de un acuerdo con el macrismo que a cambio no presentó candidatos al Senado.


En las categorías legislativas, el Frente de Todos se quedó con 2 senadores y 2 diputados nacionales de los 3 en juego, en tanto que Juntos Somos Río Negro se quedaba con los restantes. La fórmula del Frente de Todos que llevaba a Martín Doñate y Silvina García Larraburu como candidatos a senadores nacionales logró el 50,63% de los votos, seguido por Alberto Weretilneck, gobernador saliente que obtenía el 45,19%, en gran medida gracias al favor político de Cambiemos que decidió bajar su respectivo candidato. Detrás quedó el FIT Unidad con el 4,17% de los votos con Gabriel Musa como candidato, subiendo considerablemente respecto de las Paso donde se había obtenido 3,25%. En diputados, el Frente de Todos con Martín Soria y Graciela Landriscini obtenían el 44% de los votos, mientras que Luis Di Giacomo de Juntos Somos Río Negro obtenía el 31,77%. En tercer lugar apareció Juntos Somos el Cambio, que no renovó su única banca obteniendo el 19%. El FIT-Unidad, con Laura Santillán como candidata a diputada nacional, obtuvo el 3,17%.


Los guarismos de la izquierda suben más aún en el caso de Bariloche donde en senadores los porcentajes pasaron del 5% al 7,15% respecto a las Paso, mientras que en diputados pasó del 5,30% al 6,88%. En la elección municipal de Villa Regina, que se hizo el mismo día de las presidenciales, el FIT-U conquistó el 5,3%.


Juntos Somos Río Negro sufre un fuerte retroceso con respecto a las elecciones provinciales, en las que Arabela Carreras logró la gobernación con más del 50%. El pacto con el macrismo parece haber actuado como un ancla para el gobierno provincial, lo que fue capitalizado por el Frente de Todos.


El FIT-Unidad denunció en su campaña los vínculos de las tres fuerzas en la aplicación de las políticas de ajuste. Desde presupuestos regresivos en la provincia y los municipios donde gobiernan hasta la complicidad con cierre de fábricas como Interlagos, La Reginense y La Campagnola donde se perdieron cientos de puestos laborales, pasando por paritarias a la baja para la clase trabajadora y menores presupuestos para salud, educación y vivienda. En esas paritarias a la baja y despidos masivos también ha resultado clave la política de colaboración de las centrales sindicales con Weretilneck.


Más ajuste y endeudamiento será un denominador común del oficialismo provincial y el peronismo en Río Negro (el gobierno de Weretilneck y Arabela Carreras pidieron renegociar por 4 años más a Mauricio Macri deuda que vence en el 2020 por 1500 millones).


La campaña del FIT Unidad en la provincia colocó en la agenda política los grandes problemas que atraviesan a la clase trabajadora y los sectores populares. En ese sentido, salimos preparados para enfrentar las políticas de ajuste y el “pacto social” con el que Alberto Fernández intentará maniatar al movimiento obrero.




 

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó con la participación de más de 150 docentes.
El lunes se registraron 129 nuevos casos.
De cara a la protesta del 12 de agosto, crece el debate en el movimiento obrero de la fruta.
Su primer comunicado propone la realización de un congreso de bases de todo el movimiento obrero de la fruta.
En la provincia se analizó suspender el Ingreso Familiar de Emergencia en medio de la crisis sanitaria.