04/04/2013 | 1262

Bariloche: En el referéndum votamos en blanco

La crisis social expuesta en los saqueos del 20 de diciembre pasado en nuestra ciudad desembocó, de la mano de los propios responsables, en la prisión de cinco miembros de cooperativas de trabajo, la suspensión del intendente y ahora un referéndum que resolvería su destitución definitiva y el llamado a elecciones en 60 días.


El operativo político que termina en el referéndum fue orquestado desde la propia Casa Rosada: la Presidenta emplazó al gobernador Weretilneck (Frente Grande) y al senador nacional Pichetto (PJ) a que dejaran atrás sus reyertas, pero no para resolver las urgentes demandas de los trabajadores de Bariloche y de toda la provincia. Por el contrario: sólo los complotó para que echaran al "impresentable" Goye, que ya no tenía condiciones políticas para seguir aplicando el ajuste en la ciudad. Vale la pena recordar que Goye ganó la intendencia en 2011 con la misma boleta que llevaba a Cristina Fernández de Kirchner a la presidencia y a Carlos Soria a la gobernación. El referéndum pretende convalidar esta destitución, que ya ha sido resuelta a muchos kilómetros de aquí. Su verdadero -y no declarado- propósito es que la población, a través del voto, refrende la política de ajuste que los interventores ya están poniendo en marcha, y que Goye no pudo llevar hasta el final. Los destituyentes quieren reemplazar a un verdugo de la población por otro.


Naturalmente, nuestro rechazo al referéndum no implica el menor aval a un intendente que ha sido protagonista de estafas, negociados y agresiones a trabajadores y desocupados. El suspendido Goye, y quienes lo pretenden destituir desde la Rosada, sostienen la misma orientación social, que ha llevado a un 25 por ciento la población desocupada o subocupada, falta de vivienda, salud y educación en derrumbe, la carestía que no cesa, los tarifazos.


Denunciamos a la oposición que, desde el Concejo Deliberante, ha avalado las maniobras políticas del kirchnerismo nacional y provincial, encubriendo los objetivos antipopulares de esta intervención política.


En este cuadro, el Partido Obrero de Bariloche llama a votar en blanco o a anular el voto en el referéndum, así como a impulsar la deliberación popular y la elaboración de un plan que arranque todas las reivindicaciones populares.


• Por un plan de obras públicas y empadronamiento de desocupados


• Por inmediata ayuda alimentaria, bajo control de representantes de los barrios.


• Por el fin de la militarización y la represión en los barrios.


• Libertad a los presos por luchar.


• No a los tarifazos.


• No a la megaminería contaminante.


• Toda la provincia de Río Negro está sacudida por luchas obreras y una gran deliberación política entre los trabajadores.


Llamamos a debatir este programa y a impulsar una alternativa política de izquierda a los ajustadores, sean estos de Weretilnek, de Pichetto o de una oposición que ha gobernado durante décadas contra los trabajadores.

En esta nota

También te puede interesar:

El ministro se puso 'a disposición" de la política de expulsión de los pueblos originarios.
La comunidad se encuentra en proceso de recuperación territorial. El gobierno de Río Negro reprime al servicio de la especulación.
Norma Dardik y Gabriel Musa realizaron una conferencia de prensa y se reunieron con vecinos/as del alto en B° 28 de Abril.
Un gran desafío en una ciudad de fuertes contrastes sociales.
A 11 años del asesinato de tres jóvenes, los exjefes policiales siguen en libertad.