01/08/2021

Candidaturas del ajuste en el ojo del huracán

Cerraron las listas en medio de la crisis económica y sanitaria y una elecciones convulsivas. Panorama político de la semana.

El cierre de las listas para competir en las Paso del 12 de septiembre ha definido las candidaturas de los principales bloques políticos del ajuste. El Frente de Todos, con Victoria Tolosa Paz en Buenos Aires y Leandro Santoro en CABA; y Juntos por el Cambio con el larretista Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires, enfrentando una lista interna del radical Facundo Manes, y tres listas en CABA (Vidal, López Murphy y Rubinstein). Se trata de las fuerzas políticas que han hundido el país en la pobreza, agravando las consecuencias de la pandemia y la crisis sanitaria.

La candidata del oficialismo en la estratégica provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz, encarna el fracaso de este gobierno: la platense preside el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, responsable de “enfrentar” el avance de la pobreza en un país sumido en el hambre y la desocupación, con tres millones de nuevos pobres bajo este gobierno. El ajuste fue tan feroz que incluso incluyó los fondos destinados a los y las atletas y deportistas de los Juegos Olímpicos y distintas competencias internacionales, quienes fueron desfinanciados por el Estado.

El gobierno ahora intenta medidas cosméticas de “promoción” del empleo joven, que implica más precarización y subsidios a las patronales, o de “reactivación” del consumo con la premisa de más endeudamiento. Sin embargo, la cuestión principal radica en que vienen destruyendo el poder adquisitivo de los salarios, con lo que incluso han hecho descender de la clase media a 1,7 millones de personas.

Otro dato que desnuda el carácter continuista y ajustador de la política económica de este gobierno respecto al anterior es lo respectivo a la utilización de los Derechos Especiales de Giro para el pago de la deuda con el FMI. Esto de pagar deuda con más deuda no es patrimonio excluyente del oficialismo sino el hilo conductor de una misma política que privilegia los intereses fondomonetaristas por sobre la salud y las necesidades populares.

El inicio de la campaña electoral arranca con el pago de 230 millones de dólares al Club de París, para sustentar las negociaciones con el FMI, mientras el gobierno libera tarifas y precios contra la población trabajadora.

Distensión sanitaria

La transferencia de recursos económicos al capital financiero no es gratuita, sino que avanza a costa de la reducción de las partidas especiales para enfrentar la pandemia y de una prematura liberalización de los cuidados y medidas sanitarias.

El retraso en la aplicación de las vacunas, con 11,2 millones de dosis sin aplicar, redunda en un peligro sanitario para la población, cuando todos los pronósticos (inclusos los oficiales) adelantan la posibilidad de una tercera ola de contagios, de la mano de la extensión de la variante Delta del virus.

Mientras se agrava la crisis sanitaria, el gobierno protagonizó otra muestra de emparentamiento social con sus contrincantes patronales de Juntos por el Cambio, con la firma de un acuerdo leonino con la multinacional Pfizer, para la entrega de 20 millones de dosis en 2021. Los candidatos del ajuste y la crisis sanitaria tienen como prioridad los negocios capitalistas antes que la salud y el bienestar de los trabajadores, lo que también ha quedado de manifiesto en el cierre de las paritarias del extenuado personal de Sanidad, por un 45% de miseria en cuotas y atado a aumentos para las clínicas y patronales privadas.

Entre el gatillo fácil y la represión

Los candidatos del ajuste también tuvieron oportunidad de desempolvar su agenda represiva y fascistizante con el episodio del que fue víctima el cantante Chano Charpentier. El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, fue el primero de la partida al reivindicar el accionar policial y aprovechar para volver a instalar el reclamo de la utilización de las pistolas Taser.

A Berni lo siguió el dirigente oficialista y candidato del Frente de Todos en la Ciudad, Leandro Santoro, quien declaró que las Taser “son necesarias”, cerrando la grieta represiva con la exministra cambiemita Patricia Bullrich. Solo el Frente de Izquierda Unidad denunció el accionar policial y el intento de reinstalar un reforzamiento represivo.

Para dar cuenta de las consecuencias del discurso y las acciones represivas de los bloques patronales, en Chubut estalló el escándalo por los “canticos” antipiqueteros y fascistizantes de la policía provincial, que expresa el carácter antiobrero de los gobiernos, que “educan” a sus fuerzas policiales para atacar los conflictos sindicales, sociales y cualquier movilización que reclame reivindicaciones urgentes y necesarias.

Sigue la lucha

La semana también dejó planteado el escenario de distintas luchas sindicales. Los trabajadores del Garrahan volvieron al paro de 24 hs por los reclamos salariales y la paritaria.

En Mendoza, el jueves se realizó una importante marcha de residentes a Casa de Gobierno, en el marco de una jornada de lucha de trabajadores de la salud y paro, en reclamo de la reapertura de las paritarias.

En Neuquén, una jornada piquetera protagonizó distintos cortes y piquetes en rutas, con más de 5.000 trabajadores desocupados, en reclamo por trabajo genuino y obras públicas, ante la falta de respuesta del gobierno provincial y de la cual se obtuvieron algunas respuestas alimentarias.

El Frente de Izquierda Unidad

La izquierda también presentó sus listas en todo el país, con el Frente de Izquierda Unidad, como una alternativa política de los trabajadores para enfrentar el ajuste de los gobiernos del hambre y el FMI. La lista Unidad de la Izquierda, con el PO, PTS e IS, se presenta en casi todo el país para dar la batalla contra las candidaturas del ajuste. En Córdoba el Partido Obrero va con la lista “Obrera y Popular”, del FIT-U, con candidatos y candidatas de las principales luchas y direcciones sindicales y del movimiento piquetero.

Se trata de una campaña que ha sumado a una parte sustancial del activismo obrero y sindical, con una fuerte participación de compañeros y compañeras del Plenario del Sindicalismo Combativo, con Romina Del Plá (secretaria general del Suteba La Matanza) en la fórmula que encabeza diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, y otros dirigentes de gremios como AGD-UBA, Suteba Ensenada, CTA Mendoza, CTA Santa Cruz y luchas como las de Garrahan, EMA, gráficos, estatales, telefónicos, textiles, neumático, etc.

Es una lista que ha entusiasmado a compañeros y compañeras del movimiento obrero desocupado. El Polo Obrero se ha sumado a una intensa campaña, en todo el país, con pintadas y volanteadas en defensa del FIT-U y “Contra el ajuste y hambre”, como una de sus principales consignas.

Estas elecciones prometen ser otro terreno de lucha contra los representantes políticos de las patronales y la clase capitalista, donde los trabajadores tenemos la oportunidad de colocar al FIT-U y su programa obrero como una alternativa y una salid apropia a la crisis de este régimen de hambre y miseria del FMI y los ajustadores.

*La columna del editor de PrensaObrera.com se publica todos los domingos por la mañana. Recibí el adelanto en tu mail los sábados por la tarde, suscribite a nuestros newsletters

 

También te puede interesar:

Gabriel Solano y Néstor Pitrola opinaron sobre la carta de Cristina Fernández.
Los audios de la diputada kirchnerista son autoincriminatorios.
A pesar del repudio expresado en las urnas, la burocracia sindical respaldó al presidente.
En una semana enterró el discurso verde de la campaña electoral.
El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.