20/11/2021

Capitán Bermúdez: repudiamos los dichos difamatorios del intendente Cinalli contra la izquierda

En varios medios de la región (sl24.com.ar, 18/11), el intendente Daniel Cinalli salió públicamente a acusar a la izquierda de estar vinculada a un hecho vandálico ocurrido por estos días: el incendio y la quema del auto de la presidenta del Concejo Municipal, Fabiana Albornoz. Cinalli responsabilizó también a la izquierda por motorizar las recientes marchas contra la inseguridad en la ciudad, movilizaciones masivas, una de las cuales terminó en una brutal represión por parte de la policía.

Cinalli difama y lanza una acusación gravísima sobre la izquierda de la ciudad, que como Partido Obrero no podemos dejar de rechazar y repudiar. En Bermúdez no existió ningún hecho vandálico de quema de auto impulsado por parte de la izquierda. En Capitán Bermúdez hay una enorme crisis de inseguridad de la cual su gobierno es responsable, y que tiene harta a la población trabajadora, que ve cómo todas las semanas es asesinado otro pibe, producto de las zonas liberadas, de la complicidad policial, de los ajustes de cuenta narco, y de toda la descomposición social a la que nos han llevado su gobierno y los anteriores.

La bronca popular y las masivas movilizaciones las causó su gobierno, no la izquierda. Enormes movilizaciones de las cuales participaron numerosos barrios de la ciudad. Primero frente al crimen de Isaac Muñoz, luego frente al asesinato de Lautaro Aranda. El Partido Obrero es una organización que acompaña las causas populares, por eso siempre vamos a estar del lado de las víctimas acompañando su reclamo de justicia. Lo que sí existió con el total aval del intendente Cinalli, fue la brutal represión que sufrieron los familiares, amigos y vecinos de Capitán Bermúdez por parte de la policía y Gendarmería el 3 de noviembre en la marcha pacífica reclamando justicia frente al asesinato de Isaac Muñoz. Una brutal represión que terminó con detenidos y torturas en la comisaría de la ciudad.

Cinalli acusa a la izquierda, pero no dice nada de las mafias que controlan el cordón industrial del departamento San Lorenzo, que son las que generan la inseguridad ciudadana. De las bandas narco que operan en la ciudad donde él gobierna, bajo el conocimiento público del conjunto de la población. De la evidente protección y complicidad policial con el gran de delito, de las zonas liberadas.

El Partido Obrero defiende que el pueblo se movilice y salga a reclamar por lo suyo. Y desde nuestra comprensión, aportamos un programa: terminar con las zonas liberadas, abrir los libros de las comisarías al control popular de las asambleas barriales. Desbaratar las bandas narco, terminando con el tráfico ilegal por los puertos privados y con el lavado de dinero, metido en la especulación inmobiliaria, en el juego, en los bancos y demás actividades financieras.

También te puede interesar: