02/03/2021
CHACO

Capitanich abre el inicio de sesiones ordinarias con huelga y movilización docente en toda la provincia

El 4 de marzo volvemos a las calles por todos los reclamos.

Este lunes 1 de marzo el Frente Gremial Docente, sindicatos, movimientos sociales y distintas escuelas del Gran Resistencia y en el interior provincial iniciaron una nueva semana de paro y se movilizó hacía el Ministerio de Educación en el marco de la discusión paritaria.

Las movilizaciones se realizaron en toda la provincia, con concentraciones masivas en distintas localidades, Castelli, Bermejo, Pampa del Infierno, Pampa del Indio, Sáenz Peña, Quitilipi y otras tantas. En Resistencia, las columnas se fueron organizando sobre avenida Italia y 9 de Julio para luego partir hacia el Ministerio de Educación.

El comienzo del ciclo lectivo tan reclamado por Trotta y Capitanich, se vio truncado por el altísimo acatamiento al paro.

Por otro lado, mientras se realizaba nuevamente una masiva movilización docentes, con fuerte presencia policial en las rutas, reprimiendo los cortes realizados por la docencia en lucha, se daba inicio a las Sesiones Ordinarias de la Legislatura provincial. Fue encabezada por el gobernador Jorge Capitanich, quién no dijo una palabra en concreto en respuesta a los reclamos presentes por la clase obrera del Chaco, ni a los precarizados por este Estado negrero, ni a los docentes, que pretende introducir la discusión porcentual a la baja y no un monto que satisfaga las necesidades básicas.

La burocracia sindical de UPCP y UPCN, ya le dieron el visto bueno al ajuste del gobierno aceptando un 10% de aumento en un año donde las consultoras pronostican una inflación no menor al 40%.

Las bases deben deliberar sobre la importancia de tener presente en la discusión salarial el monto y no así el porcentaje y exigir a los sindicatos este punto clave: 54.000 pesos de salario inicial, en blanco. Si se centra la discusión en el porcentaje, un aumento del 30 % frente a una primera oferta por parte del gobierno del 10%, suena como un importante logro. Sin embargo, si tenemos en cuenta que el salario promedió ronda los 25.000 pesos, éste aumento significarían 7.500 pesos dejando como resultado final un salario de menos de 33.000 en el mejor de los casos.

Si bien los reclamos tienen como eje central lo salarial, a la par vienen las garantías de salubridad exigidas para los docentes, los alumnos y demás integrantes de la comunidad educativa. En este sentido, se hizo referencia al abandono edilicio que en el que se encuentran cientos de escuelas, sin agua, ni luz, sin reacondicionamiento, sin techos, con baños abnegados, pastizales, situación que se agrava en el interior donde no llegaron ni los míseros kits que repartió la ministra de Educación Torrente. La comunidad educativa debe costear de sus bolsillos las herramientas, elementos de seguridad e higiene, tecnología y los costos que implicó el abordaje de la modalidad virtual educativa.

En este escenario, Capitanich se refirió a la situación en su discurso en la Legislatura: “la política educativa merece diálogo, consenso y una mirada especial. Hicimos un gran esfuerzo con las negociaciones de las paritarias”.

Ofreciendo un 12% y un 7,8% el año pasado, tirando por debajo el derecho adquirido del pago de la cláusula gatillo que arrancó la lucha docente y que debe ajustar el salario de manera automática al índice inflacionario.

¿Dónde están los fondos que no se utilizaron en el sistema educativo todo el año pasado con las escuelas cerradas, virtualidad lograda con el sudor y del bolsillo del propio docente? Por ello,  los fondos de 4.000 millones de pesos que firmó la provincia con nación destinados a educación deben estar administrados por comisiones de docentes y no docentes, junto a padres y alumnos.

No queremos que el gobierno embolsille los fondos en un año electoral, de ejemplo ya tenemos las maniobras corruptas del ex ministro de Educación Tete Romero, premiado con un puesto en el congreso pedagógico provincial. Ni en los acuerdos espurios con las escuelas de gestión social, que se prestan para la corrupción.

Capitanich se refirió en su discurso de apertura: “estamos dispuestos a generar las condiciones que implique una oferta que satisfaga la demanda docente para iniciar las clases”, presionando sobre la base de una paritaria que no llevan al salario ni a cifras cercanas a la canasta de pobreza.

Esto en sintonía con la UCR que reclama la vuelta a las aulas sin detenerse en los reclamos salariales, edilicios y de garantías de salubridad que llevan adelante los docentes que son los que ponen el lomo. Por ello la demanda salarial se debe centrar en el monto y no en el porcentaje, un monto que satisfaga la canasta básica, en blanco y al salario inicial.

Y debe ser un llamado de atención a los sindicatos que luchan, ya que en el documento conjunto del Frente Gremial, en donde planteó que «lejos de reconocer el gobierno los legítimos y justos reclamos salariales docentes, lo que debe hacer es convocar a la mesa de política salarial y acudir con respuestas satisfactorias con el pago de la deuda 2020, la actualización salarial, la determinación de la pauta 2021, inclusión de la cláusula gatillo”. Ese porcentaje de máxima para negociar ronda el 40% (30% del no pago de la cláusula gatillo 2020 más 12% del ajuste por inflación trimestral) lo que deja un salario que ronda los 35.000 pesos, muy lejos del costo de la canasta básica que ronda los 55.000 pesos

Además del salario, están las condiciones dignas de trabajo y estudio, con las garantías de salubridad correspondiente para toda la comunidad educativa.

Cómo continuamos

Debemos reforzar las asambleas por escuelas con mandato, que se discuta un salario que sirva para afrontar el costo de vida. El ministro de gobierno Chapo se fotografío recorriendo dos escuelas pero no existe relevamiento alguno por parte del estado, las fotos y las actas que realizaron los docentes en cada institución son contundentes y reflejan el abandono y deterioro en el que se encuentran las casas de estudio. Por ello, la ministra debe dar explicaciones sobre el abordaje que garantice las aulas seguras
Debemos reforzar la lucha, tenemos una nueva cita de lucha para el próximo jueves 4 de marzo en toda la provincia. En Resistencia, será en el mástil mayor de la avenida 9 de Julio, desde las 19hs. Hay que ganar las calles para torcerle el brazo al gobierno ajustador.

También te puede interesar:

Convocado por los Sutebas combativos y Ademys.
Resoluciones del plenario de secundaries de este sábado.
A pesar de los contagios masivos.
Ante el agravamiento de la crisis y de la pandemia, es urgente que se destinen los recursos necesarios para garantizar la permanencia.