31/08/2017 | 1472

Censura en las escuelas

Por Amanda Martín Secretaria Adjunta de Ademys


Luego de la extensa campaña de fotos entre los docentes, a casi un mes de la desaparición forzada del joven Santiago Maldonado, el gobierno ha montado un operativo de censura para que no se trabaje en el aula dicha situación.


 


Tanto la Ctera y sus entidades de base como el sindicato Ademys -dirigido por la oposición multicolor– sacaron aportes y sugerencias dirigidas a los docentes para trabajar en las clases y eso provocó un ataque de parte del gobierno y los medios intimidando a los docentes, conducciones escolares y familias para que no se mencione el tema.


 


El operativo incluye supuestas familias que se niegan a que se trate el tema del aula, reflotando el 0800 buchón para denunciar a los docentes y escuelas.


 


La línea del gobierno es que mientras la Justicia investiga no se puede trabajar en temas de la realidad social, en particular del caso de Santiago. Sin embargo, el propio gobierno es el que construye un relato desde el primer día, primero negando la desaparición, luego encubriendo el accionar de la Gendarmería, culpando a la familia y tratando de desviar la causa y encubrir su propia responsabilidad política.


 


La dirección de Ademys defendió públicamente el tratamiento del tema y las orientaciones para trabajar en cada escuela y viene sosteniendo un compromiso con los organismos de derechos humanos nucleados en el EMVyJ, convocando a las acciones por la aparición de Santiago.


 


Una vez más, los estudiantes y docentes preguntamos: ¿dónde está Santiago Maldonado?