14/03/2021

CGT- Regional Córdoba: una caravana de crisis

Mientras la docencia rechaza la propuesta salarial de Schiaretti que los burócratas de la CGT firmaron en sus gremios.

En la mañana del viernes 12 se desarrolló una caravana por el salario, convocada por la CGT-Regional Córdoba que lidera el schiarettista José Pihen (secretario general del Sindicato de Empleados Públicos-SEP y legislador del PJ). Tras la convocatoria se enfilaron el conjunto de los gremios de la central, entre ellos Juan Monserrat, secretario general de UEPC (docentes).

La acción se convocó en medio del empantanamiento de las paritarias docentes provinciales. Hace apenas una semana las escuelas impusieron de manera contundente el rechazo a la oferta salarial del gobierno de Schiaretti, fijada en un 17% en cuotas a Junio. La misma oferta había sido previamente firmada por el resto de los gremios estatales de la provincia, entre ellos el mismo José Pihen.

Por estos días la docencia evalúa en asambleas escolares la “nueva propuesta”: un 35% en cuotas para todo el año. Los rechazos de las escuelas no se hacen esperar, no solo porque se sostiene el 17% a junio ya rechazado, sino porque pretende cerrar una paritaria anual y clausurar la lucha con un 35%, contra una inflación proyectada del 50%.

Con una deslucida convocatoria de 300 autos, la caravana se dirigió a la Casa de Gobierno donde desplegaron un programa abiertamente gubernamental, ajeno a la realidad de las y los trabajadores. Los mismos que entregaron el salario de trabajadores de la salud y empleados públicos hace apenas un mes, hoy se pasearon por la ciudad para reclamar “aumentos salariales por encima de la inflación proyectada”. A esta impostura le siguió un escueto programa con el que buscan congraciarse con el gobierno de Fernández, apoyando la reforma progresiva del Impuesto a las Ganancias (y no su eliminación), y un “Estado presente” en la regulación de precios.

Lejos de constituirse en una jornada provincial de lucha del conjunto de las y los trabajadores, la caravana convocada de manera clandestina no pasa de una movida mediática para aplacar el creciente malestar entre las bases obreras por la pérdida del poder adquisitivo, la escalada en los precios y los techos salariales impuestos por gobierno y patronales con la complicidad de las conducciones burocráticas. Asimismo, esta acción aparece como un recurso desesperado de rescate a Juan Monserrat, quien enfrenta un fuerte cuestionamiento en la docencia, incluso de sus propias bases.

Si hay algo que revela la jornada es la justeza del reclamo de un plan de lucha provincial para defender el salario y las jubilaciones, para enfrentar los despidos y contra la inflación. La integración de la CGT al gobierno de Fernández y de Schiaretti, coloca en los trabajadores el desafío de impulsar la organización de los lugares de trabajo para hacer madurar el paro provincial.

 

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.