Políticas

19/10/2017

Chaco: acto en repudio al violento ataque contra participantes del Encuentro Nacional de Mujeres


En el día de ayer un conjunto de organizaciones nos movilizamos a la Casa de Gobierno del Chaco y realizamos allí un acto para repudiar el violento accionar contra mujeres que esperaban en la plaza para regresar a sus provincias después de finalizar el Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) y denunciar a su vez la desaparición desde hace diez meses de Maira Benítez y el encubrimiento del poder sobre su caso.


 


Participaron de la convocatoria, entre otras, el Plenario de Trabajadoras, el Movimiento Teresa Rodríguez, la Federación de Organizaciones de Base, el Partido Revolucionario Marxista Leninista, el Frente Popular Darío Santillán, la agrupación Ni Una Menos, el MCC, el 20 de Diciembre.


 


El ataque


 


El accionar del día lunes contra mujeres y artesanos participantes del 32° ENM se trató de un ataque previamente organizado y planificado por un grupo minoritario de religiosos tanto de la Iglesia Católica como de la evangélica y por dirigentes de la UCR y punteros ligados al PJ.


 


 


En los videos se identifica claramente a Clelia Ávila, dirigente de la UCR y activa militante anti aborto –"pro vida"–; a gente embanderada del grupo evangélico "Invasión de amor de dios" y como parte de la patota a Enzo Gómez de Pelozo, barra brava de Chaco For Ever. Todos ellos “escoltados” desde el principio del ataque por la policía de la Comisaria Segunda, que ofició con camionetas y con el cordón policial permitiendo el violento accionar hacia las mujeres –e incluso, según testimonios de las compañeras afectadas, incentivando los ataques.


 


Según informó Página 12 (18/10), solo “fueron demorados cinco menores de edad –luego liberados– que participaron de los hechos y que se especula que habrían sido reclutados en barrios vulnerables de la ciudad”. Tras el episodio, fuentes locales aseguraron que militantes de la UCR pagaron a los atacantes, lo que demostraría la planificación de los actos que siguieron.


 


El mismo artículo reseñaba que el gobierno provincial de Domingo Peppo (PJ) denunciaría a la radical Clelia Ávila, antes que nada una impostura, cuando fue su policía la que protegió a la patota y garantizó la impunidad de los atacantes. Peppo debe informar inmediatamente qué medidas tomará sobre los agentes y el comisario de la.Comisaría Segunda, y cuál fue el rol de la Jefatura de policía en la definición de la acción de la fuerza.


 


La Comision Organizadora


 


En el acto se repudió ampliamente la decisión del grupo mayoritario de la Comisión Organizadora del ENM de desinflar esta convocatoria, llamando a no movilizar.


 


A su turno, las mujeres allí presentes denunciamos la complicidad del PCR –que integra la Comisión Organizadora– al no convocar a la marcha, convirtiéndose así nuevamente en cómplices de la Iglesia y de los gobiernos de Peppo y Jorge Capitanich (intendente de Resistencia).


 


Desde el Plenario de Trabajadoras llamamos a redoblar la lucha de las mujeres con una masiva movilización el próximo 25 de noviembre y por la aparición con vida de Maira Benítez.


 


Denunciamos el carácter protector del gobierno provincial y municipal hacia los atacantes, al no implementar ninguna medida para esclarecer los hechos y castigar a los responsables, y de la policía.


 


Exigimos la destitución del comisario de la Comisaría Segunda y el castigo a quienes ordenaron amparar a este grupo de violentos.