07/09/2020

Chaco: los choques entre Capitanich y los intendentes por la desescalada de la cuarentena

El intendente de la localidad chaqueña de Villa Ángela, Adalberto Papp, ha desobedecido el decreto provincial de retroceder en la fase de aislamiento social ante el aumento de contagios de coronavirus, que en la ciudad llegó el sábado a los 113 casos diarios.

El decreto estipula que la ciudad debe volver a fase 1 por 14 días, pero el intendente comunicó el domingo que la desescalada de la cuarentena continuará. Esto se debe a que los empresarios locales exigen no cerrar sus actividades, y el intendente acata poniendo en riesgo la salud de cientos de personas, en especial la de los trabajadores en negro por quienes las patronales no responderán ante un contagio.

No es la primera vez que se suceden estos choques. En julio el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, consideró un fracaso el plan de desescalada implementado por el gobernador Jorge Capitanich. Este nuevo choque con el intendente de Villa Ángela se da mientras el virus se expande por el interior chaqueño y se asiste a un rebrote en la capital, poniendo en peligro de colapso al sistema sanitario público en su conjunto por la saturación de los hospitales de las tres principales ciudades.

Como el hospital de Villa Ángela no cuenta con respiradores ni capacidad para asistir a los contagiados, la Directora de Zona Sanitaria, Miriam Tourn ha ordenado al personal de mantenimiento la creación de una cápsula de traslado de pacientes, consistente en recubrir una camilla de una ambulancia con material acrílico y soportes de metal. Una clara evidencia de la precariedad del sistema sanitario.

Estas crisis demuestran la incapacidad del gobierno provincial para centralizar las decisiones y para enfrentar la pandemia. También demuestra la complicidad de los gobernantes antes las exigencias de los empresarios. Es momento de que los trabajadores levanten su voz para exigir la centralización del sistema sanitario público y privado bajo control del personal sanitario, una mayor inversión en equipamiento médico y el pase a planta de todos los trabajadores de la salud. La vida de todos está en juego.

También te puede interesar:

Lo anunciado no servirá para combatir la pandemia y agravará la crisis sanitaria y social. Escribe Gabriel Solano.
Matías Blaustein, integrante del Consorcio Anti Covid argentino, en el panel de vacunas.
Reclaman la reincorporación de profesionales despedidos, aumento salarial e incorporación de más personal.