23/09/2004 | 869

Código Contravencional: Estado policial

Libertad a todos los presos

Un fallo de la Cámara del Crimen porteña ha confirmado la pri­sión preventiva a los quince de­tenidos de la Legislatura, de­sestimando los testimonios en favor de los compañeros, con el argumento de “las con­diciones desfavorables de percepción y la enorme dificultad de brindar información racional” en esas circunstancias. Pero a renglón siguiente, señala que “no existe ningún dato que permita afirmar que los testimonios ofrecidos por los policías son falaces”. Es decir que la policía no tuvo di­ficultades de percepción”. Lo que no dicen los jueces es que se trata de la misma po­licía que extorsiona a diario a los vendedo­res ambulantes, para reforzar la “caja” que se nutre de ellos y del cafishiaje a las me­retrices.


Con estas quince detenciones, el Código Contravencional se está aplicando aun an­tes de ser sancionado, pero con las conde­nas brutales previstas en el Código Penal.


Kirchner, Ibarra y Macri: consenso para un Estado policial


Precisamente, en la misma semana en que se confirmaba la cárcel a los vendedo­res ambulantes, la Legislatura dio avances sustanciales en la reforma reaccionaria del Código. Se votaron “en particular” otros 27 artículos, veinte de los cuales prevén san­ciones con arrestos. Entre ellos, el que san­ciona a “quien impida u obstaculice… el in­greso o salida de lugares públicos o privados”, una norma que “podrá ser usada, si un juez lo cree conveniente, para las ma­nifestaciones” (La Nación, 8/9), o para “con­siderar contraventores a quienes inte­rrumpan un remate” (Ambito, 8/9). Tam­bién se penará a quienes “ingresen o per­manezcan contra la voluntad del titular en lugares públicos o de acceso público”, en di­recta alusión a las tomas de reparticiones que se llevan adelante en las huelgas es­tatales. Y habrá sanciones para “quienes afecten intencionalmente el funcionamien­to de los servicios públicos”, algo que La Nación interpretó, sin equivocarse, como “una sanción solapada a los piqueteros”.


Este paquete reaccionario fue votado favorablemente por un sector del kirchnerismo, aunque todos los diputados que res­ponden al gobierno nacional prestaron quórum para su aprobación. Una diputada de Ibarra, Alicia Caruso, pidió a los jueces "que se privilegien las sanciones que fijan trabajos de utilidad pública en lugar de las que proponen arresto, ya que no queremos un Estado policial" (Página12, 8/9). ¡Esto después de haber votado en favor de un Es­tado policial!


El jueves 23, todos a la Legislatura


La votación del Código Contravencio­nal culminaría el próximo jueves 23, cuan­do se tratarán las sanciones a los trabaja­dores de la calle y a las manifestaciones populares. Este verdadero Código Penal de la Ciudad será votado en medio de una escalada represiva sin precedentes. El Partido Obrero llama a movilizarse masi­vamente por la libertad a todos los presos, desprocesamiento de todos los compañe­ros, abajo el Código Contravencional reac­cionario.