28/10/2020 | 1608

Cómo enfrentamos la devaluación

Tapa de Prensa Obrera N°1608

Enviando operadores a vender dólares al mercado informal, el gobierno hizo retroceder 10 pesos el dólar paralelo. La brecha con el dólar oficial sigue siendo nada menos que un 130% de diferencia.

La promesa de no devaluar del gobierno no convence a nadie. Los depósitos en dólares se evaporan de los bancos. Los exportadores retienen sus productos, los importadores abultan compras.

El Central ya está vacío. Para calmar a las fieras, el gobierno emite nuevos títulos de deuda atados al dólar. Y promete títulos en dólares a tasas siderales para resarcir a los fondos amigos del macrismo, como Pimco y Templeton.

Cristina Kirchner, en su carta, reconoce que su gobierno está tropezando con la misma crisis que el macrismo. Y no es sorpresa. Promoviendo endeudamiento, habilitando fuga de capitales y especulación contra el peso. ¿Qué otro resultado podía haber?

La clase capitalista reclama, junto a la devaluación, la aplicación de un feroz ajuste. Es lo que ya adelanta el Presupuesto 2021, que se discute en el Congreso. Es el contenido del plan de tres años de “convergencia monetaria y fiscal” que prometió Guzmán como ofrenda al FMI.

Para su implementación, Alberto Fernández promueve un Consejo Económico y Social donde empresarios, burocracia sindical y Estado compartan la responsabilidad política e impongan un control social contra las protestas que se generen.

La carta de Cristina propone sentar en la mesa de “unidad nacional” al macrismo y a Clarín. La invitación ha entusiasmado hasta al editorialista gorila por excelencia, Joaquín Morales Solá, de La Nación, y ha cosechado gestos positivos de Elisa Carrió y Miguel Pichetto.

Para que los trabajadores no veamos pulverizadas nuestras condiciones de vida tenemos que intervenir en forma independiente de esta crisis.

De la mano de quienes nos han gobernado en las últimas décadas no va a venir un cambio de rumbo.

Ganemos la calle enarbolando una salida al servicio de los trabajadores. En apoyo a las luchas en curso. Contra el sometimiento al FMI y por el no pago de la deuda. Por un salario mínimo indexado al costo de la canasta familiar. Por la nacionalización de la banca y el comercio exterior bajo control de los trabajadores para impedir los negociados y las corridas. Este es el camino que propone el Partido Obrero en el Frente de Izquierda.

En esta nota

También te puede interesar:

Otro de los jugosos negocios de los capitalistas con la crisis cambiaria y la retención de la cosecha.
Columna de Néstor Pitrola publicada en Perfil.com el 2-11-20.
Editorial. De la crisis económica y sanitaria a la crisis política. Escribe Pablo Heller