16/08/2021

Córdoba: “con la lucha convertimos un basural en un Barrio Obrero”

Luego del acto que convocó a 9.000 personas, Berardo explica por qué votar a la lista Obrera y Popular.

A casi un mes de las elecciones PASO del próximo 12 de septiembre, el candidato a senador por la lista Obrera y Popular que impulsa el Partido Obrero dejó un panorama de la lucha política en la campaña electoral, y aspectos de un programa de salida a la crisis en función de los intereses populares.

El pasado jueves 12 de agosto, el Partido Obrero y el Polo realizaron un acto multitudinario que reunió a 9.000 personas, se trató de la mayor actividad de campaña electoral que realizó la izquierda cordobesa. Las elecciones se dan en un cuadro de ajuste de quienes gobiernan, lo que profundiza la pobreza en trabajadores registrados y jubiladxs. El sector informal cae en la indigencia atizado por el crecimiento del desempleo. La situación sigue empeorando porque todo sube menos los salarios.

De manera que el acto fue un punto de continuidad en la lucha política por ganar el voto de lxs trabajadores en función de reforzar las luchas en curso. La actividad contó con intervenciones de integrantes de la lista Obrera y Popular, verdaderos organizadores de la clase obrera, entre ellxs, Emanuel Berardo, que estableció una caracterización de lo que significó la realización del acto, el carácter de la campaña.

Quienes gobiernan Nación y provincia vienen imponiendo un ajuste de conjunto. La oposición macrista de Mario Negri o Luis Juez no cuestiona salarios por debajo de la inflación y el recorte de jubilaciones. En este punto hay que recordar que Carlos Caserio votó la reforma previsional en el 2017 que implicó un robó a lxs jubiladxs y que redujo aumentos programados. Además, el por entonces diputado y actual intendente, Martin Llaryora, y Alejandra Vigo también votaron a favor de recortarle los ingresos a quienes aportaron toda una vida.

Para peor, el año pasado, el gobierno de Juan Schiaretti recortó jubilaciones provinciales, que en promedio tienen una merma en sus ingresos de $2.671 por mes. El kirchnerismo acompañó la medida. La burocracia sindical lo dejó pasar.

“Por eso cuando decimos que hay que enfrentar el ajuste con la izquierda estamos señalando una realidad, solo el FIT representa un bloque de independencia política, que es elemental a la hora de continuar la lucha por todos los reclamos pendiente”, expresó Berardo. “Lo señalado es condición necesaria pero no suficiente, también resulta clave una acción de lucha en los sindicatos y en los barrios. En estas elecciones vamos a reforzar la lucha por una nueva dirección en los sindicatos, por el salario, las jubilaciones, y por todos los reclamos pendientes de las barriadas populares, como la de la vivienda. En ese sentido con la lucha convertimos un basural en un Barrio Obrero, en Ampliación Cabildo”.

Es necesario tener en cuenta lo señalado por Emanuel a la luz del panorama político provincial. Es que en la historia de la provincia nunca antes el PJ había sido reelegido al frente del ejecutivo provincial, con una mayoría aplastante en la legislatura y con un control del poder judicial. Todo ese peso político el gobernador lo está usando en la campaña electoral, en menor escala también lo aplica a nivel municipal.

El plan de ajuste fiscal, que recortó el IFE, el presupuesto para atender la pandemia, que viene impulsando el gobierno nacional es enfrentado con movilizaciones que tiene al Polo Obrero como protagonista. Además, la juventud del Partido Obrero viene movilizándose para que el gobierno provincial garantice las 100 mil computadoras que publicitó.

“Cuando pedimos el voto a la izquierda de las luchas obreras y populares lo decimos sin ningún tipo de autoproclamación. Lejos de eso, lo hacemos expresando un proceso de organización y lucha que se está gestando en el corazón de barriadas populares de la ciudad de Córdoba. Que la izquierda revolucionaria desafié políticamente el control de los punteros del kirchnerismo y del PJ es algo clave para abrir paso a una agenda de reclamos obreros”, reflexionó Berardo. “Es esta posición la que, lamentablemente, no es compartida por las otras listas de la interna de la izquierda. Entendemos que no se puede ante poner una figura política individual a una lucha colectiva contra el ajuste, por la tierra y la vivienda”, señaló el vocero del Polo Obrero.

El próximo 18 de agosto vamos a realizar una gran movilización para continuar la lucha por todos los reclamos de los compañerxs de las barriadas populares. Es decir vamos a la lucha electoral para reforzar la lucha por trabajo, tierra y vivienda.

Tras el multitudinario acto, la campaña de la lista Obrera y Popular continua a todo ritmo militante para ganar el voto y la conciencia en las barriadas populares mediante recorridas casa por casa, mesas de agitación y asambleas. Organicemos el voto a la lista del Partido Obrero, vamos con la izquierda que no mira para otro lado.