03/06/2020

Córdoba: el empleo en la construcción cayó más de 31%, mientras crece la crisis de vivienda

Es necesaria una reactivación con un plan de obras públicas de vivienda.

En la provincia de Córdoba hay una continua pérdida de los puestos de trabajo en la construcción.


El Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) informó que la cantidad de trabajadores registrados en ese rubro en el mes de marzo fue de 20.713, lo que muestra una caída de 5,7% respecto de febrero, cuando se empleaban “en blanco” 21.913 trabajadores. Pero si se realiza una comparación con el año anterior, se deja al descubierto una contracción de 33,7% respecto de igual mes, cuando figuraban registrados 31.237 trabajadores en Córdoba.


Vale decir que los números mencionados toman en cuanta solo a los trabajadores registrados, pero la gran mayoría del sector está en negro, por lo que la situación es más crítica aun.


Ante este panorma, no se plantea ninguna salida por parte del gobierno provincial o del nacional. En sintonía con este, el gobernador Juan Schiaretti pone todos sus esfuerzos en la renegociación de la deuda, desarrollando un ataque en regla a todos los trabajadores cordobeses, con la pretensión de que seamos quienes paguemos los costos de esta nueva crisis. Es claro que no va a dar ninguna solución a las familias sin trabajo y sin vivienda.


La crisis del coronavirus puso sobre la mesa la discusión de las condiciones de vida de la población trabajadora que vive hacinada en villas y asentamientos precarios, sin servicios de luz ni agua potable, ante la falta de trabajo salarios dignos y planes de vivienda que permitan salir de esta situación. Si sumamos a esto los despidos, los recortes salariales y la suba en los alquileres y el costo de vida, vemos que esta situación empeorará, con miles de familias que se verán forzadas a vivir hacinadas en las casas de familiares o pasar a agrandar los asentamientos precarios.


Los anuncios del gobierno nacional respecto al problema del trabajo y la vivienda son puro verso. Hace más de 15 días prometía la creación de 754.734 puestos de trabajo en el rubro, con una inversión de 29.000 millones. Pero lo cierto que no se ha avanzado ni un ápice, ya que los esfuerzos de Alberto Fernández están en poner todo lo necesario para dar garantías de pago de la deuda con los bonistas, y ello cuestiona todo el anuncio.


En ese plan incierto, el gobierno habló de construir 5.500 viviendas y 2.000 lotes con servicios, un número completamente insuficiente, cuando solo en el AMBA ha quedado demostrado que el hacinamiento alcanza a cientos de miles de familias, y se cuentan por millones las familias sin vivienda en Argentina. En Córdoba solo para dar un ejemplo, el déficit habitacional supera los 300 mil hogares, y las conexiones planificadas de agua corriente y gas no alcanzarían a cubrir lo necesario, cuando la pandemia hace aún más apremiante esa necesidad.


El Polo Obrero plantea una salida al problema de la falta de vivienda y la pérdida de trabajo. Que se deje de pagar la deuda y que los recursos económicos se pongan al servicio de los trabajadores. Que los terrenos públicos se destinen a planes de construcción de viviendas. Es necesario que se empadrone a todos los desocupados para que trabajen en la construcción con salarios de convenio y así dar salida al problema habitacional y laboral de millones de trabajadores.




 

También te puede interesar:

El secretario general del Soelsac deberá responder por los agravios realizados.
Subcontratados y con ingresos mínimos, vienen luchando durante todo el año y ahora deberán enfrentar una paritaria a la baja.
La presentación de datos del Indec disimula la caída.
El hecho evidencia la complicidad de las autoridades y da cuenta de un régimen universitario en decadencia.
Una nueva actividad en defensa del 82 % móvil, por la devolución de la Caja, y contra el robo de los haberes jubilatorios.