13/08/2015 | 1376

Cordoba: vamos por un diputado nacional

Por concejales en la capital y Río Ceballos
@eduardopsalas


En Córdoba, el Frente de Izquierda quedó como cuarta fuerza, por encima de Rodríguez Saá y Stolbizer (en 2011 habíamos sido sextos). Obtuvimos 3,7% de los votos para presidente (70.427 votos); 4,3% (76.458) para el Parlasur (nacional) y 4,8% para senadores, diputados (86.227) y Parlasur (provincia). Es un crecimiento del 50% respecto de las primarias de 2011. En la capital, la votación para el tramo legislativo llegó al 8% (54.994 votos) y casi 6% para el presidencial (43.556).


La Lista Unidad triunfó ampliamente en las primarias con casi el 60% de los votos sobre el 40% de la lista del PTS. En los tramos legislativos obtuvimos el 65% contra el 35%. La Lista Unidad triunfó en 25 de los 26 departamentos (la excepción fue San Javier y el tramo presidencial en Río Cuarto, donde hubo prácticamente un empate).


La elección confirma el crecimiento del Frente de Izquierda en la provincia, que le permitió consagrar tres legisladores provinciales en las pasadas elecciones del 5 de julio.


Este crecimiento, así como los casi 1.000 fiscales que tuvimos en toda la provincia, expresa, en el caso de nuestro partido, un gran desarrollo. Por un lado, una gran extensión territorial hacia más de 30 pueblos y ciudades del interior provincial; por otro, un sostenido y creciente desarrollo en la estructuración de nuestro trabajo en los sindicatos y en las organizaciones de masas.


Dispersión en marcha


De la Sota fue el candidato con más votos, seguido por Macri y, muy lejos, por Scioli, que apenas alcanzó el 14%.


Los votos de De la Sota se han convertido en el centro de una gran batalla. Es muy difícil que Massa retenga el 30% de los votos que aportó De la Sota, de los cuales la mitad son de Córdoba. Una parte del aparato del PJ provincial, con el gobernador Schiaretti a la cabeza, está negociando el apoyo a Scioli; el tema es cómo preservar la lista de diputados y senadores nacionales por Córdoba que irán en la boleta de Massa. Una parte del electorado que votó a De la Sota puede inclinarse abiertamente por Macri, quien venía liderando las encuestas en la provincia.


Macri, a su vez, debe lidiar con la crisis de Cambiemos, luego del acuerdo de Juez con Riutort, ex delasotista, en la capital provincial. Esta movida de Juez plantea su renuncia como candidato a senador nacional por Cambiemos. Allí hay votos que no serían retenidos.


Para los trabajadores, la crisis industrial en curso ha significado suspensiones parciales pero masivas en todas las terminales automotrices. Ya en el coloquio de la Unión Industrial (UIC) hubo un reclamo abierto de los principales grupos capitalistas que operan en la provincia por ir urgentemente a una fuerte devaluación e imponer un freno a los reclamos laborales y salariales. Aquí se impone una gran tarea de esclarecimiento, porque el planteo devaluatorio podría ganar a los obreros de la industria, ante la expectativa de que podría generar una reactivación de exportaciones y producción.


El ingreso en el Congreso


En este cuadro de crisis política y económica, la votación conseguida por el FIT es un fuerte piso para obtener los votos que faltan para consagrar diputados nacionales (rotativos) en octubre. Parte de esos votos deberían venir de las fuerzas de izquierda que quedaron fuera de la elección, pero no alcanzan.


Antes de octubre tendremos elecciones municipales de suma importancia, como las de la Capital y Río Ceballos, entre otras, donde el Frente de Izquierda tiene posibilidades de consagrar concejales.

También te puede interesar:

En Plaza de Mayo y en las otras plazas del país.
Se realizó un masivo acto en las proximidades del poder legislativo de la ciudad.
Rechazamos las persecuciones y provocaciones de Alicia Kirchner contra la lucha de los enfermeros y el personal de salud en general.
Un balance del trabajo de Gabriel Solano como legislador porteño.