07/07/2007 | 899

Cromañón, una tarea de todos

Delegado del zonal de Calderón de la Barca

Docentes, padres, alumnos y vecinos del zonal de Calderón de la Barca, González Catán, de La Matanza, convocaron a toda la comunidad educativa a una jornada de reflexión con la participación de Mariana Márquez, mamá de Liz, asesinada en Cromañón el 30 de diciembre de 2004.


 


La participación fue masiva y exitosa (400 docentes y vecinos), las EGBs y los jardines cerraron sus puertas para acompañar la dura lucha que llevan familiares y sobrevivientes de la masacre de Cromañón, y resultado de ello fue el acompañamiento con sus guardapolvos blancos a la marcha del día 30/4.


 


Los docentes demostramos que formamos parte del compromiso que tiene esta sociedad frente a la masacre de Cromañón, y no queremos quedar al margen, ya que nuestros alumnos, nuestros pibes, fueron víctimas de esa trampa mortal de un sistema corrupto que goza de impunidad. Todos en unidad nos pronunciamos como denunciantes activos para que las escuelas no sean un Cromañón más, así como otras instituciones en las que deambulamos diariamente.


 


Decimos todos nunca más. Junto a la movilización y la unidad de los trabajadores ocupados y desocupados podemos derribar un sistema nefasto que desea aniquilar a toda una generación de jóvenes que en cada etapa de sus cortas vidas viven dentro de un Cromañón, donde los políticos de turno son indiferentes a lo esencial: “El respeto a la vida y la dignidad humana”.


 


Exigimos justicia y cárcel a los responsables.


 

En esta nota