25/04/2021

De Macri a Fernández, el derrumbe del salario mínimo

El ataque al salario, hilo conductor Juntos x el Cambio y el Frente de Todos.

Datos del INDEC y el Concejo del Salario

Durante los 4 años de gobierno de Mauricio Macri el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVyM) cayó en forma descomunal pasando de encontrarse $5.600 por debajo a la Línea de Pobreza en diciembre de 2016 a encontrarse $22.100 por debajo en diciembre de 2019.
Es decir que en 4 años la brecha entre el SMVyM y la Línea de Pobreza siguió ampliándose.

Cualquiera diría que nadie podría igualar esta política criminal sin pagar el costo político de tamaño ataque contra las condiciones de vida del pueblo. Sin embargo, en el primer año de gobierno de Alberto Fernández el Salario Mínimo, Vital y Móvil, no solo siguió perdiendo con la Línea de Pobreza, sino que además cayó por debajo de la Línea de Indigencia.

Para diciembre de 2020, luego del primer año de gobierno del Frente de Todos, el SMVyM quedo $3.100 por debajo de la Línea de Indigencia y en los primeros tres meses de 2021, esa cifra negativa creció un 32% hasta llegar a quedar $4.200 por debajo.

Es claro, que el ataque al salario es una política de estado de los partidos de la burguesía contra las y los trabajadores y a favor de los especuladores financieros del FMI y el Club de París entre otros.

En este sentido, la gran conquista salarial del SUTNA, estableciendo un acuerdo de aumento salarial del 54%, que supera por 5% la inflación prevista, lograda con el método de la organización y la lucha obrera marca un camino para el conjunto de la clase obrera. Un camino que tendrá continuidad el 27 de abril, cuando las organizaciones piqueteras con el Polo Obrero a la cabeza y las organizaciones sindicales que se agrupan en el Plenario del Sindicalismo Combativo marchen al Consejo del Salario para exigir $61.000 de Salario Mínimo, Vital y Móvil, con el claro objetivo de romper esta política de ajuste contra la clase obrera ocupada y desocupada.

 

 

También te puede interesar:

Rescate de la deuda a costa de liquidar los derechos laborales.
Panorama político de la semana.
Funcionan a pleno la construcción y la industria en pleno desastre sanitario.
Una declaración pide que los Derechos Especiales de Giro se usen para salud, pero el gobierno acaba de cancelar 300 millones de dólares en intereses al organismo financiero.
Editorial. Escribe Gabriel Solano