12/07/2001 | 713

Defendamos a Luis Martinez Negri

Por Ch. R.

El jefe de la Gendarmería Nacional salió a atacar a Luis Martínez Negri, subdirector del Hospital Eva Perón de Tartagal, acusándolo de haberse negado a atender a los gendarmes durante las jornadas de represión sobre los piqueteros y el pueblo de General Mosconi por ser dirigente del PO. Más aún, denunció que el médico había sido impuesto en el cargo que ocupa por los piqueteros.


Luis Martínez Negri destruyó la provocación. Denunció que la Gendarmería nunca concurrió al Hospital a pedir auxilio para alguno de sus miembros (entre otras razones porque sabía de la repulsa que iba a provocar su presencia) y llevó sus heridos a una clínica privada. Negri denunció que el gobierno lo quiere expulsar del cargo porque fue perito de parte de la familia de Carlos Santillán (uno de los compañeros muertos) y certificó en varios casos las heridas provocadas por los gendarmes a los trabajadores. Apoyándose en estas verificaciones se presentaron varias denuncias contra las fuerzas de seguridad.


La campaña periodística conmovió la ciudad y el cuerpo médico del Hospital salió a apoyarlo en pleno. Martínez Negri sigue en su puesto. La Coordinadora de Desocupados y Trabajadores de Tartagal ha incorporado a sus reclamos el cese de la persecución, que forma parte de la campaña del PJ para amordazar a la población y convertir a Tartagal en una ciudad sitiada. La FM del Sol sigue cerrada y la Coordinadora también se moviliza por su reapertura.


Negri defendió en todo momento su condición de militante del PO y en los mismos días en que enfrentó la provocación de la Gendarmería participó rigurosamente en el plenario precongresal del PO. De esta fibra está hecha nuestra gente.

En esta nota

También te puede interesar:

No importa el programa; solo es oportunismo electoralista.
Hay al menos 18 muertos y varias personas están desaparecidas. Sigue la rebelión.
Marca el camino de la lucha en defensa del derecho a estudiar