09/05/2017

Demoledor informe de estudiantes de Ingeniería contra el Gobierno de la Ciudad y Edesur

Graves denuncias sobre condiciones de seguridad en el humilde barrio Lamadrid.


El resultado de las prácticas y relevamientos de la agrupación Estudiantes de Ingeniería en Acción, de la Universidad de Buenos Aires, efectuadas en el humilde barrio Lamadrid (ubicado en La Boca), arroja un balance lapidario respecto Gobierno de la Ciudad en general y el IVC (Instituto de Vivienda de la Ciudad) en particular, así como también de Edesur.


 


Ninguna de las viviendas contaba con disyuntor diferencial y un tercio de las viviendas no contaba con interruptor termomagnético, Todas las viviendas tenían instalaciones con riesgo eléctrico, ninguna de las viviendas cumplía con las recomendaciones de instalaciones en este punto (a tal nivel que un tercio de las viviendas tienen instalaciones eléctricas en baños en la zona de riesgo de la ducha). 


 


Las instalaciones eléctricas de suministro a cargo del IVC presentaban en todos los casos incumplimiento de las normativas vigentes según ENRE (Ente Nacional Regulador de Energía) para suministro e instalaciones de baja tensión. El Estado violó todas las normativas vigentes poniendo en riesgo la vida de todos los vecinos de Lamadrid.


 


Como balance general de la actividad, la práctica funcionó como herramienta de capacitación y mostró que el problema de la vivienda requiere y necesita del aporte de la universidad (que mira para otro lado). Mientras tanto, al Estado le cabe la mayor responsabilidad: trazó las obras, instaló los medidores, contrató una empresa tercerizada, corrió con los gastos y en ningún caso cumplió con la normativa que él mismo regula para realizar obras eléctricas. A su turno, Edesur (la empresa prestataria del servicio que se negó a realizar la obra de tendido eléctrico) cobra a los vecinos por las obras –mal hechas- que el Estado realizó. Esto quiere decir que el Estado trasladó al gasto público las obras de inversión que debería realizar Edesur, otorgándole una especie de subsidio indirecto.


 


Estudiantes de Ingeniería en Acción (UJS+Independientes) ha lanzado nuevamente la realización de prácticas/relevamientos sobre las condiciones de seguridad e higiene de los barrios y lugares de trabajo para desenmascarar las políticas del Estado y realizar un asesoramiento en la cuestión de la vivienda para todos los vecinos. El año pasado comenzaron las prácticas en el barrio Lamadrid (ubicado en La Boca) y este año se extenderán a la Villa 31, 1-11-14, entre otras y también al subte, donde realizaremos un relevamiento de las condiciones de trabajo junto a los trabajadores.


 


Con esta actividad formativa, interdisciplinaria y social, Estudiantes de Ingeniería en Acción busca ser un canal para que los estudiantes forjemos un futuro como profesionales al servicio de las grandes mayorías para crear la palanca de un cambio social profundo que termine con la degradación social existente.


 


Este año, volvemos a las prácticas, volveremos a Lamadrid y a las villas para asesorar, relevar la cuestión de la vivienda. Iremos al subte, para realizar un relevamiento de las condiciones del servicio y las zonas de trabajos. Convocamos a los estudiantes de ingeniería a sumarse a estas prácticas para poner a los estudiantes de ingeniería en acción.

También te puede interesar:

El gobierno les pide a las distribuidoras que incluyan en la boleta el monto subsidiado por el Estado.
El gobierno incumplió el compromiso de reinstalaciones y ya llevan nueves meses peleando por sus puestos de empleo.
Llevan varios meses sin una respuesta del Ministerio de Trabajo y la patronal por su reincorporación.
Llevan cinco meses reclamando contra 60 despidos y por el reconocimiento del convenio de Luz y Fuerza.
Tras cuatro meses sin solución a los despidos y el incorrecto encuadramiento convencional.