05/11/2014 | 1339

Derrotemos la avanzada de los capitales saqueadores


El gobierno de Mendoza, con su ministro de Energía y la burocracia sindical a la cabeza, han puesto en pie un verdadero frente patronal para derribar la ley 7.722, que prohíbe las prácticas de la minería a cielo abierto. El objetivo es habilitar la explotación de la mega minería contaminante y devastar la cordillera mendocina.


 


El reciente Coloquio de Idea se manifestó a favor del impulso a la minería metalífera y por el rechazo a esta ley, lo que revela que estamos frente a un problema de Estado y no sólo una iniciativa del partido gobernante.


 


Los capitalistas mineros colocan el debate en los términos de «minería sí o minería no»; esto es una gran mentira. En Mendoza no está prohibida la actividad minera, la actividad paralizada de la Vale da cuenta de eso. Lo que está prohibido es la utilización de sustancias contaminantes, propias de las explotaciones a cielo abierto. Los argumentos de que San Jorge y otros proyectos no contaminan son simplemente ridículos. La separación de los metales requiere la utilización de gran cantidad de agua, que no puede ser recuperada. 


 


El oficialismo impulsa dos proyectos mineros: Hierro Indio, una reserva de hierro importante, y Cerro Amarrillo, de cobre. Lo que pretenden es «tantear el terreno» en la filas de la oposición patronal, que se divide frente al debate sobre la mega minería


 


Los proyectos han sido rechazados por las organizaciones ambientalistas y los legisladores del Frente de Izquierda. No desconocemos que el hierro y el cobre son materiales centrales para una industrialización nacional. Pero, entonces, ¿por qué no estatizar la mina de Hierro Indio con todos los controles y pasos correspondientes, ponerla a producir bajo control obrero y de las organizaciones ambientales en función de un planteo de reindustrialización nacional dirigido por los trabajadores? Pongamos en pie una gran asamblea popular que vote un plan de lucha contra la derogación de la ley 7722. Apuntalemos la lucha de los ex trabajadores de Vale por la nacionalización de la mina de Potasio en el Río Colorado para ponerla a producir bajo control obrero y de las organizaciones ambientales.


 


Luchamos por la unidad de las organizaciones ambientalistas con los obreros del Sitraic y demás desocupados, por el derecho al trabajo, la defensa del medio ambiente y contra el saqueo de los monopolios mineros.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó este martes 27 una movilización en solidaridad con las víctimas.
Desde las asambleas se prepara un gran acampe como próxima medida.
Se realizó este sábado 24. Los trabajadores denuncian que cobran sueldos de miseria de $8.400.
Para rechazar esta ofensiva, se presentó en la provincia la Iniciativa Popular 2020.