17/04/2003 | 797

Dividir y reprimir: La salida de los saqueadores

El centro de empresarios de Tartagal promovió un corte y un apagón para el pasado miércoles 9. Este planteo divisionista no tuvo repercusión popular, sólo se sumaron sus propios cómplices. Ante esté llamado, la Intendencia de Tartagal apagó la luz de la Plaza San Martín y de la municipalidad. Ese mismo día se produjo la detención de Pepino Fernández, Piquete Ruiz y Juan Nieva, y hay pedido de captura contra una veintena de trabajadores.


Esta es la única salida que proponen los Romero-Wayar y los Menem; es lo que fueron a prometerle al FMI; más hambre, más miseria y más represión para los trabajadores. El gobierno provincial había promovido una “mesa de diálogo” como si no fueran ellos los responsables del saqueo de nuestras riquezas durante más de diez años. Resulta curioso, sino sospechoso, que esto se produzca en momentos en que el gobierno intenta reposicionarse en la zona en cercanías a las elecciones, pero que no ofrece ningún tipo de solución, ni para los pequeños productores, ni para los comerciantes, y mucho menos para los trabajadores. Si Wayar no pudo llegar a Tartagal y Mosconi, no fue porque los ex-ypefianos no lo dejaron pasar, sino porque no tiene ninguna solución a los problemas del Departamento San Martín. Esta famosa “mesa de diálogo” no es más que un operativo para blanquear al gobierno provincial ante una población que no come vidrio y sabe bien que los que ahora quieren “dialogar” son los verdaderos responsables del desastre en el que se encuentra el norte de Salta. El Pj de Romero-Menem y el Prs de Ulloa-Gómez Diez son los que regalaron el petróleo a las grandes empresas. El pueblo también sabe que el gobierno pejotista en más de una oportunidad fue el impulsor de cortes de rutas, manipulando a sectores lúmpenes de los trabajadores para desprestigiar al movimiento piquetero y concluir con una salida represiva regimentadora. Es en esta dirección que ahora se produce esta persecución contra los ex trabajadores de YPF de Mosconi.


El Partido Obrero plantea, ningún diálogo con los saqueadores y alcahuetes de los banqueros y las petroleras, y en ésta dirección hacemos un llamamiento a todos los trabajadores del Norte a no hacerle el juego a este gobierno hambreador y convocar un Congreso de Trabajadores del Norte de Salta para discutir una salida de conjunto a favor del pueblo. Ante la división que promueven los saqueadores y sus cómplices, nosotros decimos: unidad de todos los trabajadores y los explotados. Por un fondo hidrocarburífero que sirva para generar obras públicas con un salario acorde al valor de la canasta familiar. Trabajo genuino en las petroleras, reparto de las horas de trabajo (donde seis obreros trabajan 12 horas, nueve trabajarán 8 horas) sin reducir el salario. Creación de un nuevo turno para terminar con la desocupación. Devolución inmediata del Ppp a los exypefianos. Reestatización de la petroleras bajo control obrero.


Inmediata libertad a los compañeros detenidos, basta de persecución a los luchadores populares.


 

También te puede interesar:

El gobierno desembolsará U$S1.800 millones la semana que viene para el pago de la deuda.
El texto presentado anuncia la profundización del ajuste.
El Polo Obrero continúa el plan de lucha por los cupos de alimentos
Un avance en la precarización y explotación laboral que intenta obtener reformas patronales de fondo.