15/02/2018 | 1491

El 15 y el 21 ganemos las calles

-Por un paro activo nacional -Por un plan de lucha -Congreso de bases de la CGT y de todos los sindicatos

Las movilizaciones previstas para este 15 y 21 de febrero tienen un claro telón de fondo: 6.000 compañeros despedidos en dos meses, desde Río Turbio hasta el Ingenio Tabacal, desde el Inti a la Fábrica Militar de Azul. 



Mientras tanto, la devaluación de la moneda ha desatado una escalada de aumentos en los combustibles y, desde allí, sobre todos los precios. 



El gobierno indexa y garantiza los beneficios de los especuladores que lucran con la deuda pública. 



Pero se niega a cualquier indexación de los salarios. En un año donde la inflación no será inferior al 25%, quiere paritarias con un techo del 15% y una mentirosa “revisión” que no representará aumento alguno. 



Los motivos para movilizarse y luchar están a la vista. 



¡Pero la burocracia sindical está muy lejos de dar una respuesta a nuestros reclamos!



Los Daer, Gerardo Martínez y otros han resuelto boicotear el 21, en función de sus acuerdos de fondo con el gobierno. 



Moyano, Baradel y Yasky, convocantes del 21, no han asegurado ninguna continuidad a esa jornada. Tampoco, en sus sindicatos, preparan una lucha en serio por el salario y por los amenazados convenios colectivos. 



Por todo eso, es necesario que los que queremos luchar -los sindicatos combativos, el clasismo, la izquierda, las fábricas y reparticiones que están en lucha- concurramos el 21 en una columna independiente, detrás de un programa común: 


-Ningún despido. Reapertura inmediata de las fábricas y establecimientos, bajo control de los trabajadores. Ocupación de los lugares de trabajo que cierren o despidan. 



-Paritarias libres y con indexación automática de los salarios. 



-Abajo la reforma laboral, defensa de las conquistas de los convenios colectivos. 



-Abajo la reforma previsional, aumento de emergencia y 82% móvil para los jubilados. 



No podemos dejar que un puñado de burócratas decida por nosotros. Reclamamos un congreso de bases de la CGT, la CTA y todos los sindicatos, para votar un paro activo nacional y un plan de lucha hasta derrotar el plan de guerra de Macri y los gobernadores. 

 

También te puede interesar:

El Polo Obrero, junto al Frente Piquetero de Lucha, planteó una salida al crecimiento de la pobreza.
Cortes en siete accesos a CABA y en todo el país. Manifestantes avanzaron hacia Desarrollo Social tras horas de bloqueo de las fuerzas represivas.
El único mensaje que escucha el gobierno es el de los capitalistas.
La inflación sigue deteriorando poder de compra de salarios, jubilaciones y asistencia social.