04/09/1997 | 555

El 16 de setiembre: Gran marcha por la Noche de Los Lápices

Por

El pasado sábado 30, en el colegio Mariano Moreno de la Capital, se realizó una reunión de centros y de estudiantes secundarios para organizar la marcha de la Noche de Los Lápices. La reunión había sido convocada de común acuerdo por los centros del Avellaneda, Buenos Aires, Otto Krause, Rivadavia y Moreno. Con el mismo objetivo, una masiva reunión estaba convocada en Varela por la Coordinadora secundaria y varios colegios de otras localidades.


En la reunión se resolvió convocar a la marcha de la Noche de los Lápices con las consignas de derogación del punto final, la obediencia debida y el indulto, y por el juicio y castigo de los asesinos de ayer y de hoy. La reunión también resolvió sumarse de forma activa al ayuno docente de los próximos 9 y 10 de setiembre y llamar a los estudiantes a repudiar y desconocer la eliminación del Día del Estudiante, decretada en la Capital y la provincia de Buenos Aires por De la Rúa y Duhalde.


La ‘novedad’ consistió en que los centros dirigidos por el Frepaso faltaron a la cita. En su lugar, decidieron realizar una reunión clandestina junto al centro del Pellegrini, contando como siempre con la adhesión de fuerzas liquidacionistas como el Mst. Esta reunión fue convocada a la misma hora que la del Moreno y en ella sólo podían votar los colegios ‘invitados’ a dedo.


Maniobra divisionista del Frepaso


El objetivo de los hijos de la ‘Alianza’ es evitar que la marcha de la Noche de los Lápices adquiera un carácter de repudio al conjunto del régimen político. Pero no pudo prosperar. Una delegación de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios se presentó para denunciar el divisionismo de los convocantes y plantear que se votara la denuncia “al gobierno menemista del indulto a las juntas militares y a la ‘oposición’, que— al igual que en otros temas— plantea que éste es irrevocable, ya que sería ‘cosa juzgada’. No es así. Ahora, más que nunca, exigimos la derogación del punto final, la obediencia debida y el indulto…”.


Los ‘capitostes’ del Frepaso se negaron, como era de suponer, a suscribir dicha declaración y plantearon que la marcha debía ser encabezada por la leyenda ‘Los lápices siguen escribiendo’, es decir, la impunidad de los asesinos debe transformarse en derecho adquirido. De aceptar esta inmoralidad, la marcha, como tal, perdería ya su sentido.


La Coordinadora logró romper la maniobra de la Triple Alianza, porque aunque no se les permitió votar, por no ser ‘invitados’, en la reunión se resolvió incorporar las consignas citadas contra la votación de los ‘dirigentes’ del Frepaso.


La Coordinadora de Estudiantes Secundarios y los centros presentes en la reunión ya se han lanzado a organizar una combativa y uniataria marcha para el próximo 16 de setiembre. Denunciamos las maniobras divisionistas y llamamos a los estudiantes a luchar por el juicio y castigo a los asesinos de ayer y de hoy.