20/02/2017

El 2 de marzo, los jubilados marchamos al Anses por aumento de emergencia

Haber mínimo de $14.000 y 82% móvil


La Agrupación de Jubilados Clasistas y otras organizaciones de adultos mayores llamamos a marchar el próximo 2 de marzo a la puerta de la Anses, con el reclamo de un inmediato aumento de emergencia de $8.000, jubilación mínima de $14.000 y el 82% móvil para todos.


 


El abundante espacio que le dieron los medios al recule de Macri en la resolución que modificaba a la baja el cálculo de la movilidad en el haber de los jubilados puso en evidencia, una vez más, el cuadro de indigencia que padecen millones de adultos mayores. Luego de dicha “anulación”, la movilidad queda en 12.95% con lo que el haber mínimo que cobra el 53% de los jubilados alcanzará a $6.394, es decir apenas $700 más de lo que venían percibiendo.


 


Esto mientras el gobierno impulsa aumentos en las tarifas de los servicios públicos y los transportes que oscilarían entre el 50 y el 100 por ciento y que se sumarán a los tarifazos que se aplicaron en los últimos meses. Y se siguen disparando los precios de la comida y de los medicamentos.


 


Si la movilidad hubiera alcanzado al 14% como muchos sostienen que es el porcentaje que correspondería –y probablemente tengan razón–, la situación de miseria creciente de la gran mayoría de los adultos mayores no sería distinta.


 


Según la Defensoría de la Tercera Edad, a diciembre 2016, el costo de la canasta básica del jubilado era de $14.031. Si a esto se le agregan los ajustes criminales en el Pami, que comanda Carlos Regazzoni, en las prestaciones y entrega de medicamentos, se puede tener una idea de la enorme gravedad de esta situación que conduce a una crisis humanitaria en el país de las vacas y el trigo.


 


El "relato" de la reparación histórica


 


Macri y sus ministros sostienen desvergonzadamente que con la “reparación histórica” 900.000 jubilados tuvieron una mejora promedio de $2.500. Falso, el promedio de este ajuste no supera el 15% de las jubilaciones. Además, no reconocen la retroactividad que corresponde y quienes reciben este ajuste tienen que renunciar a todos sus derechos para poder seguir cobrándolo. En resumen, una estafa y un chantaje.


 


Ante tamaño cuadro de situación, los gordos del triunvirato de la CGT no abrieron la boca. Solamente por la situación de los jubilados deberían estar convocando ya mismo a un paro nacional. Los jubilados no figuran en la agenda de estos sindicalistas empresarios.


 


La bronca entre los jubilados es enorme y los comentarios de que “algo tenemos que hacer” crecen exponencialmente. Este cambio de humor presagia una tendencia a la movilización, tal como lo venimos planteando desde nuestra Agrupación de Jubilados Clasistas.


 


En un gran plenario que desarrollamos en el acampe frente a la planta de AGR-Clarín ocupada por sus trabajadores y cuya lucha venimos apoyando, desde nuestra agrupación resolvimos impulsar un Plan de Lucha por un inmediato aumento de emergencia que estimamos en $8000 y por un haber mínimo de $14.000, el 82% móvil sobre el salario de los trabajadores en actividad y un conjunto de reivindicaciones. Con este propósito llamamos a todas las organizaciones de jubilados y adultos mayores a coordinar acciones y a abrir una gran deliberación en todos aquellos lugares de reunión y actividad de los jubilados.


 


Como primera medida de este plan de lucha convocamos con estos reclamos a una movilización frente al Anses, en Córdoba 720, el 2 de marzo a las 12 horas, acción para la cual estamos realizando una intensa campaña. 


 

También te puede interesar:

La farsa de la farsa. Escribe Vanina Biasi.
Un estudio privado registra una pérdida del 18% en 3 años, pero responsabiliza a la extensión de los beneficiarios.
Lo anunciaría el gobierno como "compensación"... de lo que perdieron con la nueva movilidad.