03/08/2000 | 675

El 9 de agosto al congreso

Con un acto en la Plaza Las Heras de Rosario, que congregó a unos seiscientos trabajadores y jóvenes, comenzó la Marcha del Trabajo convocada por la CTA en reclamo de un seguro de «empleo y formación» de 380 pesos para los jefes de familia desocupados y 60 pesos de asignación por hijo. El Partido Obrero, Tribuna Docente y otros delegados y agrupaciones estuvieron presentes en este debut. Luego del acto, un contingente de trescientos trabajadores inició la caminata que, alternando tramos a pie, se propone llegar al Congreso el 9 de agosto reuniendo un millón de firmas para pedir una ley por este reclamo en base al mecanismo de «iniciativa popular».


La reivindicación de la Marcha, de los 380 pesos para el jefe de familia desocupado, expresa el reclamo de centenares de miles de familias. Pero este reclamo exige un plan de lucha y la huelga general, no firmas.


Debate


No casualmente hubo una fuerte resistencia de organizaciones y activistas que apoyan la Marcha, a sumarse a la campaña de firmas por la «iniciativa popular». En los plenarios preparatorios realizados en Zárate, La Plata o La Matanza hubo un esfuerzo notorio de los dirigentes de la CTA por imponer la campaña de la firma del petitorio, con un resultado la mayoría de las veces adverso.


La Marcha no reclama la derogación de la reforma laboral y la rebaja salarial, ni hace un llamado a la CGT disidente y al movimiento obrero a impulsar la huelga general hasta derrotar el ajuste.


Valernos de la Marcha del Trabajo


El próximo 9 de agosto, cuando la Marcha desemboque en Congreso, esta tregua ya habrá gozado dos meses de vida. En estos dos meses tuvimos una oleada feroz de despidos y suspensiones, varios cierres de plantas, la rebaja salarial, la continuidad en la privatización de la salud obrera, una docena de obreros de la construcción muertos por el criminal régimen de las aseguradoras privadas de riesgos de trabajo, cuarenta y un muertos por el frío por las condiciones inenarrables de miseria… Se viene ahora una nueva ofensiva sobre las provincias y los municipios.


El Partido Obrero llama a convertir la Marcha del Trabajo en una marcha combativa de cortes de ruta, asambleas, piquetes y unión entre trabajadores. Llamamos a los sindicatos y organizaciones de desocupados a organizar plenarios para intervenir y resolver cómo hacerlo en función de una política que sirva al movimiento obrero:


  • Por una campaña de pronunciamientos para que la CTA y la CGT disidente impulsen la huelga.
  • Congreso de delegados electos y mandatados por el movimiento obrero (ocupados y desocupados) para fijar una salida propia a la crisis.

También te puede interesar:

Demostró lo bajo de los aportes patronales, y que su reducción solo implicaría un golpe a las jubilaciones y la salud.
El 30 a colmar Plaza de Mayo para establecer una salida de los trabajadores. Escribe Eduardo Salas.
Extraordinario incremento de la explotación de la fuerza de trabajo.
Campaña de denuncias truchas armadas por Juntos x el Cambio y el oficialismo..
Borra las categorías y la carrera bancaria, habilita la contratación basura.