17/04/1997 | 535

El acta-acuerdo es una traicion y aisla a Cutral Co

A última hora del lunes 14, el plenario provincial, integrado por los secretarios generales del sindicato docente neuquino (Aten) decidió aceptar el ‘acta’ que había firmado el sábado por la noche con Sapag. Esta acta obliga a levantar la huelga general que se viene desarrollando desde hace 5 semanas. Pero el levantamiento de la medida de fuerza quedó subordinado al retiro previo de la gendarmería de Cutral Co y Plaza Huincul.


El ‘acta’ no satisface para nada las reivindicaciones de la huelga (ver nota). La directiva de Aten provincial y Capital firmaron el ‘acta’ cuando el gobierno estaba contra las cuerdas. Aislado y criticado, las puebladas de Cutral Co y Plaza Huincul habían dejado ‘groggy’ a Sapag, el gobernador antiobrero de Neuquén.


¿Por qué, entonces, firmaron los dirigentes de Aten?


Por pánico ante el ascenso de las luchas de las masas y por una hostilidad pequeño burguesa hacia los trabajadores desocupados, que ya se manifestó en octubre de 1994, cuando apoyaron una salvaje represión de Sapag contra una marcha de la Coordinadora de Desocupados.


Cutralcazo


El miércoles 9, en el marco del paro general de Aten, se planteó realizar una jornada de ‘puebladas’, con marchas sobre las rutas en toda la provincia para profundizar el plan de lucha. En Cutral Co y Plaza Huincul, el pueblo salió a la calle al llamado de Aten.  Sólo que los desocupados y la juventud de Cutral Co y Plaza Huincul no hicieron una pueblada simbólica como pretendía la directiva de Aten, sino que constituyeron barricadas y  bloquearon las rutas.


La gendarmería los ‘desalojó’ en la mañana del sábado, pero al perseguirlos dentro de la ciudad, provocó una rebelión de todo el pueblo trabajador. Más de 15.000 personas se enfrentaron a los gendarmes, y cuando éstos —y la policía provincial— vaciaron todos sus cargadores y bombas de gases, tuvieron que huir para impedir que el pueblo los linchara.


En el pavimento quedó el cadáver de Teresa Rodríguez y decenas de heridos y de detenidos-prisioneros que se llevaron consigo los milicos en su huida. El pueblo de Cutral Co quedó dueño de la ciudad y de la ruta. Se volvieron a instaurar las barricadas y se formó una Asamblea Popular (ver nota).


La ‘cobardía’…


Ante esta insurrección popular, la directiva de Aten le dio la espalda y acompañó las críticas maccartistas de Sapag, que gritaba a los cuatro vientos que los dirigentes “fueron desbordados por grupos ideológicos armados” (Crónica, 13/4). La Figueroa, secretaria general de Aten, salió a decir públicamente que los piquetes de Cutral Co se hacían “al margen de los maestros y los padres de los alumnos, que no pertenecen a nuestra organización, ni a ninguna otra organización reconocida”(!) (Crónica, 13/4), y que los piqueteros eran “jóvenes sin trabajo, sin futuro, sin nada” (ídem), sumándose a la propaganda oficialista que los pintaba como lúmpenes y malandras.


Las directivas de Aten provincial y Capital también se enfrentaron al corte de la calle Olascoaga, en el centro de la ciudad de Neuquén, iniciado por los estudiantes del Enet 1 y con la presencia masiva de los secundarios de la Coordinadora. Allí se formó una barricada que fue luego engrosada por la Coordinadora de Padres y sectores docentes (se había votado una moción en la Asamblea docente). Esta barricada se mantuvo hasta el sábado a la mañana. Volvió a instalarse al llegar la noticia de la resistencia del pueblo de Cutral Co, manteniéndose hasta que los gendarmes se retiraron definitivamente.


…la traición


Acorralado por la pueblada de Cutral Co y la onda movilizadora que despertó en la provincia (15.000 manifestantes frente a la casa de gobierno; centenares y miles en cada localidad del interior), Sapag  recibe el sábado a la noche a la directiva de Aten con un ‘acta’ para ‘solucionar el conflicto’.


Cuando salen de casa de gobierno e informan del tenor del acta firmada, los directivos son silbados y abucheados por importantes sectores al grito de “traidores”. La gente no llegó a escuchar los términos del acta, pero el repudio respondía a que se habían sentado a negociar mientras había heridos, detenidos y lucha contra la gendarmería. Allí mismo, en la desconcentración, una Asamblea Popular que reunió entre 1.500 y 2.000 docentes, padres y estudiantes, repudió esta negociación.


La Asamblea de Aten Capital


El acta firmada por Aten debía ser ratificada por las asambleas. El lunes 14 se realizó una asamblea con la presencia de 1.200 personas, donde la directiva de Capital planteó ratificar el acta, lo que significaba levantar el paro, dejando sólos a los fogoneros y al pueblo alzado de Cutral Co y Plaza Huincul. Contra esta moción se levantó otra que planteó que la huelga debía continuar hasta que se liberara a los presos y se retirara a la gendarmería.


La directiva de Aten Capital (lista Rosa) había hecho un frente con la lista Celeste marisanchista, para movilizar a los carneros, funcionarios, etc. Así logró 688 votos contra 612. Pero la Asamblea fue impugnada por las mencionadas  irregularidades, lo que obligó a la directiva a pasar a cuarto intermedio. Entre tanto, llegaban informes de que las asambleas del interior de la provincia habían resuelto continuar la huelga hasta que se retirara la gendarmería y se liberara a los detenidos. La Coordinadora de Padres (ver recuadro) se pronunció en igual sentido. La Asamblea de la tarde resolvió, por alrededor de 600 votos contra 300, continuar el paro hasta el retiro de la gendarmería, y recién entonces realizar una Asamblea para discutir el acta. Los dirigentes Rosa y de la Blanca defendieron el acta y levantar el paro.


Contra la entrega


Esa noche, el plenario de secretarios generales resuelve aprobar el acta y continuar sólo la huelga hasta que se retire la gendarmería. Esto viola las resoluciones de asambleas, entrega la huelga docente ya que no se consiguen los objetivos por los cuales se salió a la lucha y deja aislado el levantamiento de Cutral Co.


El lunes y martes, en Neuquén se realiza un paro general del Cta y el Mta. Es el primer paro general al que se pliega el Mta; paran los colectivos con piquetes, para frenar a los carneros.


Para la noche del martes está prevista una nueva Asamblea de Aten Capital. Siendo la seccional más importante, el futuro de la huelga se juega en ella.


La huelga general provincial debe continuar hasta que Sapag ceda al reclamo de los docentes y al petitorio de los fogoneros.