27/09/2018

“El ataque troll contra la izquierda forma parte de un plan de hostigamiento contra los que luchan”

Entrevistamos a Juan Manuel (@paulmarat), autor de un informe que revela el aparato organizado para atacar en las redes a Néstor Pitrola, Gabriel Solano, Nicolás Del Caño y Myriam Bregman.
Equipo de Redes

Juan Manuel es becario CONICET en Exactas-UBA y docente del Departamento de Computación. Integrante de la Agrupación Naranja de Ciencia y Técnica y de la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados y milita en AGD-UBA. Las amenazas recibidas por Nicolás Del Caño y Myriam Bregman en los últimos días lo impulsaron a realizar un estudio sobre el acoso en Twitter a los referentes de izquierda. Para ello, analizó el caso de cuatro de los dirigentes de izquierda más activos en esa red social, Néstor Pitrola (@nestorpitrola), Gabriel Solano (@Solanopo), Bregman (@myriambregman) y del Caño (@NicolasdelCano) y lo plasmó en un hilo de tuits. Su conclusión es que “lejos de parecer azarosos, estos ataques constantes a los militantes de izquierda parecieran ser parte de un plan premeditado de hostigamiento a quienes alzamos la voz contra este Gobierno”. Juan Manuel partió de estudios previos y del análisis de antecedentes como los ataques coordinados contra los becarios del CONICET durante la ocupación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en diciembre de 2016. 


En marzo de este año, un informe de Amnistía Internacional había revelado otros aspectos de esta estrategia comunicacional agresiva de las usinas de Cambiemos. Allí se analizaban 354.000 tweets, de donde surgía que casi la mitad “tuvieron vínculo con acciones previas de cibertropas identificadas con el gobierno nacional” y que existe una serie de autoridades o influencers/referentes que orientan y guían a los trolls (cuentas agresivas que buscan desacreditar usuarios, desvirtuar debates, difundir información falsa o fakenews y bloquear ciertos temas) y vuelven más efectiva su actividad. A su vez, la operación se apuntala con bots (“robots” que operan cuentas reales o ficticias, realizando en forma automatizada acciones tales como tuitear, hacer retweets, o marcar favoritos).La hipótesis de Juan Manuel es que este tipo de acciones forman parte de un plan sistemático de hostigamiento y amedrentamiento contra los que luchan. 


El informe de Juan Manuel abordó 80mil tweets de unos 30mil usuarios en la última semana. “De estos usuarios, hay quienes retwittean o intercambian mensajes con los referentes mencionados…y quienes se dedican a simplemente agraviarlos”. Para separar estos grupos utilizó un algoritmo que, en base a las conexiones de estos usuarios, los separa en grupos: uno que interactúa sin agresiones o que los apoya, y otro que se dedica particularmente a acosarlos. Las palabras que más repiten los hostigadores son “zurdos”, “vagos”, “golpistas”, “violencia”, “delincuente”.  


-¿Qué te motivó a investigar este tema?


Había empezado hace ya un tiempo, yo trabajo en cuestiones de análisis de datos e inteligencia artificial. Me interesa bastante el análisis de texto y particularmente en Twitter. Como soy militante, noté el hostigamiento hacia los militantes de izquierda. Me basé en el trabajo de dos genias de El Gato y la Caja. Es un trabajo muy bueno que analiza la relación entre estas cuentas falsas, cómo estaban agrupadas, a quiénes seguían.


-¿Hay forma de mostrar los vínculos de este aparato con el gobierno de Cambiemos?


En el caso de los ataques a la lucha del CONICET se vio que los ataques salían de algunos focos alrededor de @Bracesco, personaje nefasto de Twitter, ex periodista de Clarín. Muchas cuentas falsas, donde demostrar los vínculos se hace muy difícil. Pero tenemos algunas pistas, por ejemplo cuándo se crearon estas cuentas. Hay tres picos: uno es en el 2010, otro cerca de las elecciones del 2015 y otro antes de la elección del 2017. Y se puede ver la incidencia, parecen ser bastante afines al macrismo, tanto por las palabras de sus biografías en Twitter como por el hecho de que siguen mayormente a cuentas del gobierno o periodistas afines, en especial a Feinmann. Si no hay un vínculo orgánico, hay una simpatía muy grande, sospechosa. 



 


 


-¿Qué función política creés que cumple este ataque sistemático?


La principal función, tanto sobre militantes de izquierda como sobre algunos partidos patronales, es de amedrentamiento y linchamiento mediático. Se vive hostigando a la izquierda por medios virtuales pero también mediante la infiltración política, el proyecto X, con lo cual forma parte de un plan de hostigamiento que tiene que estar digitado. Obviamente es difícil de probar y uno tiende a tener sus lecturas al respecto. 

En otros países se vio más claramente con las fake news, pero aquí también lo hemos visto con la difamación post 18 de diciembre a la pareja de César Arakaki, un verdadero linchamiento político. En aquel entonces, los operadores mediáticos y también los que no son públicos, desplegaron un mensaje abiertamente reaccionario.


Ver el “hilo” el hilo completo de @paulmarat 




 

También te puede interesar:

Reforzó la campaña de cara la elección para diputados provinciales, concejales y comisionados municipales.
40% de aumento. Una burla a jubilados y trabajadores.
Se suman pronunciamientos a la campaña contra las difamaciones sionistas promovidas por medios de comunicación contra el Frente de Izquierda.
Charla debate con Vanina Biasi y Gabriel Solano., miércoles 19, 18.30 hs por zoom.