24/07/2021

El contexto ruinoso de la campaña electoral

Pobreza, ajuste y pandemia. Panorama político de la semana.

Al momento de escribirse esta nota, se ultimaban los detalles del cierre de listas para las Paso del 12 de septiembre. Los medios señalan que el oficialismo encabezaría las nóminas para diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal con Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, respectivamente. Según La Nación (24/7), el kirchnerismo cedió la designación de las cabezas de lista a cambio de quedarse con la mitad de los lugares (el resto se repartirían entre el albertismo y el massismo). En el caso de Juntos por el Cambio, Diego Santilli (alfil del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta) enfrentará en una interna bonaerense al neurólogo radical Facundo Manes. En la Capital habría tres listas: la de María Eugenia Vidal, la de Ricardo López Murphy (efímero ministro de economía de De la Rúa) y la del exministro de salud Adolfo Rubinstein, este último impulsado por un sector del radicalismo.

En todos los distritos hay tensiones por el armado definitivo de las nóminas que pueden dar lugar a internas o rupturas. El cuadro se terminará de dilucidar este mismo domingo.

La campaña electoral se desenvolverá bajo los estragos de la pandemia y un crecimiento de la pobreza y las penurias populares. El Indec publicó esta semana una actualización de los montos de la Canasta Básica Total y la Canasta Básica Alimentaria, que muestran un ascenso interanual del 57,6% y 51,8% en cada caso. La inflación promedió un 50% en el mismo período. Pero los salarios estuvieron entre quince y veinte puntos por debajo del incremento de las canastas. Examinando el deterioro del poder adquisitivo de los sectores populares, Marcelo Mache señala el caso de la carne, que subió un 90,3% interanual. “Para el caso de los jubilados -explica-, a fines del 2019 podían acceder a 48,51 kg de asado, con un haber mínimo de $14.067,93 y un precio de $290 el kilogramo; mientras que actualmente solo pueden comprar 32,85 kg, con un haber de $23.064,70 y el kilo de asado en $701,91”. Un cross a la mandíbula de las masas.

En medio de esta situación, el gobierno lleva a cabo una orientación de ajuste, en función de las negociaciones con el FMI. Pese a las diatribas de los grandes diarios sobre el incremento de la emisión y el gasto público, el déficit fiscal del primer semestre equivalió a un 0,5% del PBI, una cifra muy alejada de la meta del 4,5% que proyectó el gobierno en el presupuesto 2021, como recuerda Sofía Hart. Algunas cifras: el resultado fiscal de junio de 2021 muestra que las partidas sociales perdieron un 10% interanual frente a la inflación; las transferencias al sector público cayeron un 5,7% respecto a la inflación en un año; las jubilaciones acumulan una pérdida del 4% real solo en lo que va de 2021. Sí aumentaron en términos reales, en cambio, los subsidios energéticos, destinados a subvencionar al gran capital.

Otra cuestión que ha estado colocada en el candelero esta semana es el aumento del dólar blue, que superó los 180 pesos y llegó a una brecha del 90% con el oficial. Iván Hirsch señala que “el mensaje implícito de la presión sobre el tipo de cambio es que la corrida sigue latente, y que la precaria pax cambiaria puede quebrarse si el gobierno abandona el libreto al que se aferró los últimos nueve meses”. Este libreto ha consistido en evitar un recalentamiento de la demanda de la divisa norteamericana a través del ajuste del gasto, las Leliq, bonos indexados y financiamiento a través de deuda para no aumentar la emisión. O sea, negocios para los especuladores.

Solo cabe luchar

Frente al ajuste del gobierno y las patronales, que la oposición aplica en los distritos que gobierna, el Plenario del Sindicalismo Combativo desarrolló una nueva jornada de lucha el 20 de julio, que incluyó un corte y acampe en el Obelisco. Desafiando el frío polar de aquella mañana, participaron delegaciones del Sutna, la AGD-UBA, la Unión Ferroviaria de Oeste, la Cicop, los Sutebas combativos y Ademys, entre muchos otros. Y fue muy destacada la presencia de organizaciones piqueteras como el Polo Obrero, el MTR 12 de Abril y el Teresa Vive. Se reclamó la reapertura de las paritarias, un salario igual a la canasta familiar, la reincorporación de los despedidos durante la pandemia, tierra y vivienda para los sin techo, entre otros puntos.

En el movimiento obrero se están dando algunas batallas aguerridas, como la del personal del Hospital Garrahan por el salario y mejores condiciones de trabajo; la de los trabajadores de Garbarino en defensa de sus puestos laborales; de los tercerizados de EMA-Edesur por su reinstalación; de Bimbo contra el cierre de la planta de San Fernando; y de los tercerizados ferroviarios por el pase a planta. A su vez, los trabajadores de Ingredion pararon el miércoles 21 las dos plantas de la empresa (Baradero y Chacabuco) contra una rebaja salarial. Estas luchas contrastan con la inacción de las burocracias de la CGT y la CTA, cómplices del gobierno y las patronales.

La campaña electoral tendrá lugar finalmente en medio de una pandemia que ya ha dejado más de 100 mil muertos y que muestra su persistencia con la llegada de la variante Delta. La desastrosa gestión capitalista de la vacunación, marcada por el acaparamiento de las grandes potencias y las patentes, provoca retrasos y profundas desigualdades en los ritmos de inmunización entre los diferentes países. En Argentina, el gobierno se ha sometido a todas las condiciones de los grandes laboratorios, como lo mostró el último acuerdo con Pfizer, la empresa favorita de Macri-Bullrich y Juntos por el Cambio. A esta gestión del proceso de vacunación es preciso oponerle la liberación de las patentes y la estatización de la industria farmacéutica bajo control de los trabajadores.

El Frente de Izquierda – Unidad sale a dar la batalla electoral con un planteo de independencia política de los dos bloques patronales. Ya se han desenvuelto grandes actividades, como las asambleas multitudinarias en José C. Paz y Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires (con Néstor Pitrola y Romina Del Plá), o el gran acto en la Villa 31 con la presencia de Gabriel Solano, Vanina Biasi y Amanda Martín.

Si los grandes partidos y las patronales hundieron al país, ¡vamos con la izquierda!

Buen fin de semana.

*Recibí el adelanto de esta columna en tu mail los sábados por la tarde, suscribite a nuestros newsletters

También te puede interesar:

Gabriel Solano y Néstor Pitrola opinaron sobre la carta de Cristina Fernández.
Los audios de la diputada kirchnerista son autoincriminatorios.
En una semana enterró el discurso verde de la campaña electoral.
El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.