02/01/2018

El gobierno llena los bosillos de los pulpos sojeros con plata de los jubilados

Reduce en $60.000 millones los impuestos a las exportaciones

Los trabajadores ingresamos al 2018 con una confiscación del reajuste de las jubilaciones de casi 10 puntos porcentuales y un tarifazo del 30 al 40% en el transporte. Los capitalistas sojeros, en cambio, tienen razones sobradas para descorchar champán. 


Desde el primero de enero comenzó a regir la reducción progresiva de las retenciones a la exportación de soja, lo que supondrá una caída en los ingresos para el fisco de $20.000 millones este año y $40.000 anuales a partir del 2019.


La suma de los dos primeros años de esta rebaja de aportes –que van a engrosar los bolsillos de los pulpos sojeros, que la vienen juntado en pala desde hace muchos años– es algo menor, pero comparable, a la que el gobierno le roba a los jubilados con el cambio de cálculo en la actualización de sus haberes.


La justificación del gobierno para reducir esos impuestos, es que las ventas externas de soja han caído en el último año y, con la medida, compensan a los monopolios exportadores por esa reducción en las ventas y les mejoran los precios a la exportación. Esto sin importar si las arcas oficiales pierden $60.000 millones entre 2018 y 2019, ya que ese dinero será aportado por los jubilados que, en su inmensa mayoría, seguirá con haberes de miseria que no llegan siquiera a cubrir la mitad de su canasta básica.


Pero, además, esta sensibilidad oficial por los pulpos se refiere a los integrantes de un sector que, solo en los diez primeros meses del 2017, exportó porotos, harina y aceite de soja por un total de casi u$s13.000 millones.


El gobierno sostiene que también “compensa” esta caída en la recaudación con los mayores ingresos que provendrán del impuesto a las Ganancias, que también fue reducido para las empresas y que sigue cayendo con todo su peso sobre los salarios obreros.


La política oficial está claramente orientada a que la crisis la paguen los trabajadores y el resto de los sectores populares. Y a una brutal transferencia de ingresos en beneficio de los capitalistas. La represión como la que se viene desatando sobre todas las luchas de los trabajadores y las manifestaciones obreras y populares viene a apuntalar este latrocinio.


Que la crisis la paguen quienes la crearon, los capitalistas.


A los jubilados el 82% móvil del salario en actividad.


Eliminación del impuesto al salario.


Basta de represión.

En esta nota

También te puede interesar:

Un planteo agroindustrial firmado por el Rey de la Soja y el “Chino” Navarro.
La salida es terminar con el régimen narcosojero.
Con la venia del gobernador peronista Urtubey, Alejandro Braun Peña arrasó con 400 hectáreas prohibidas solo en 2018.
Un nombramiento que corona dos años de superbeneficios al capital agrario. Denuncias por reducción a la servidumbre y maniobras fraudulentas.
El festejo de Macri y la Rural no deja de ser un espejismo. Los precios internacionales de las materias primas están en caída como resultado de la crisis