01/04/2020

El intendente de El Bolsón volvió de Europa, violó la cuarentena y tiene coronavirus

La información publicada por medios rionegrinos de que el intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, podría tener coronavirus, finalmente se confirmó este 27 de marzo.


La posibilidad de este diagnóstico era conocida, ya que Pogliano (del partido de gobierno provincial, Juntos Somos Río Negro), había estado de vacaciones en Italia y luego en Barcelona y había vuelto con síntomas. 


El municipio bolsonense no solo minimizó la situación durante el viaje -sosteniendo que el intendente ya “estaba fuera de riesgo” al llegar a España-, sino que a su vuelta del mismo Pagliano violó sistemáticamente la cuarentena obligatoria para personas que regresan del exterior. Primero pasando por su vivienda en el barrio porteño de Belgrano, y luego en El Bolsón, donde fue visto por varios vecinos circulando por la ciudad.

 

Mientras la provincia, en consonancia con el gobierno nacional, utiliza la cuarentena como un justificativo para reforzar el hostigamiento de las fuerzas represivas contra la población, Pogliano hace lo que quiere -todo un patrón de estancia, como su amigo Joe Lewis. 


Sumando al escándalo, el municipio persigue a quienes han denunciado a través de las redes sociales los actos irresponsables del intendente.


Repudiamos el accionar de los funcionarios, responsables de las consecuencias de la pandemia, no solo por 

sus actos irresponsables sino por su política de vaciamiento de la salud pública y por la precariedad en la que están sumidos los trabajadores de la salud en la provincia. Exigimos triplicación del presupuesto para salud y la centralización de todo el sistema de salud argentino, público, de universidades nacionales, de obras sociales y privado, mediante un comité especial de emergencia compuesto por autoridades del Ministerio de Salud, infectólogos, sanitaristas y representantes de los trabajadores de cada uno de los sectores mencionados.

 

También te puede interesar:

El pico de fallecimientos se ubicaría entre 400 y 1.000 diarios.
La dirección de Soefrnyn firma otra paritaria de pobreza, las bases nos organizamos para recuperar las comisiones internas.
El gobierno se borra en el pico de la tercera ola.
Voces rurales rechazan la pésima paritaria firmada por la burocracia con la patronal y el gobierno.
En plena suba de casos, la patronal frutícola se aprovecha de que el Estado no testea.