27/12/2001 | 735

El Partido Obrero rechaza la asunción de Puerta como presidente, repudia la reimplantación del estado de sitio y reclama una Asamblea Constituyente

El Partido Obrero rechaza las decisiones de la Asamblea Legislativa de nominar al senador Ramón Puerta como presidente provisional, toda vez que el objetivo declarado de este nuevo gobierno es proceder a ejecutar la fase final del plan Cavallo, a través de la devaluación del peso, para consumar la licuación de deudas de los Techint y los Macri, y proseguir la represión contra el pueblo, al punto que ha restablecido el estado de sitio por decreto, con lo que debuta violando la Constitución Nacional.


Los partidos que integran la Asamblea Legislativa han sido cómplices de la política del derrocado De la Rúa, por lo cual no tienen autoridad para formar un gobierno que pretende imponer un programa de emergencia contra los trabajadores. Exigimos que se convoque de inmediato a una Asamblea Constituyente que se haga cargo del gobierno de la Nación, con la finalidad de cesar el pago de la deuda externa, nacionalizar los bancos y AFJP y proceder a la reorganización del país sobre nuevas bases sociales.


Exigimos el levantamiento del estado de sitio; el juicio y castigo a los represores del miércoles y jueves, y de los crímenes cometidos desde la represión del 10 de diciembre del ‘9l; la vigencia plena de los derechos constitucionales y la organización de la distribución alimentaria a todo el pueblo, por medio de los cuerpos de delegados en cada barrio y de Asambleas Populares electas.


21 de diciembre del 2001


Jorge Altamira


Partido Obrero

También te puede interesar:

Una resolución del Banco Central reavivó los paralelismos con diciembre de 2001.
La misma se desenvuelve de espaldas a los reclamos populares con el fin de reafirmar el régimen oligárquico.
La gente intercambia productos a cambio de comida, una muestra devastadora del derrumbe social.
Ante el comienzo de las sesiones de la convención.