22/12/2021

El PJ de Merlo quiere manejar el Concejo Deliberante a libro cerrado

Maniobras antidemocráticas de Menéndez muestran el nerviosismo por el ingreso de concejales de izquierda.
concejala por el FIT-U.

Una serie de arbitrariedades y maniobras antidemocráticas de parte de las autoridades del Concejo Deliberante de Merlo, que responden al intendente Gustavo Menéndez, muestran el nerviosismo del oficialismo ante el ingreso de las bancas del Frente de Izquierda.

Los manejos los vimos desde el mismo lunes 13 de diciembre durante el acto de asunción de los concejales electos en noviembre, en lo que fue más un acto del PJ que una sesión del Concejo, donde se lanzó la gestión de la intendenta Karina Menéndez -hermana de Gustavo, quien renunció para volver a presentarse a la intendencia en 2023 y sortear así los límites legales a la re-reelección.

Allí, en el “Parque de la Unidad Nacional” de la localidad de Libertad, a los concejales del FIT-U no se nos dio la palabra para que podamos justificar nuestra abstención frente a la elección de autoridades. Se votó a su vez la conformación de comisiones, acordada entre el PJ y Juntos por el Cambio, pero a libro cerrado, es decir sin permitir que al día de hoy los ediles del resto bloques sepamos qué comisiones integraremos el año que viene. A ciencia cierta, esto habilita que se siga modificando la composición hasta el año que viene, a consulta del jefe político Menéndez, haciendo de la votación una formalidad vacía. El intendente (licenciado) se reserva así nombrar a dedo que comisión integraremos, cuando esto debe votarlo el Concejo.

Este manejo a espaldas de los vecinos de Merlo pretende condicionar la acción política de los concejales electos por la izquierda, que recibimos el 10,5% de los votos en el distrito. Todo esto con la complicidad de los concejales del bloque de Juntos, que como denunciamos en la campaña ejercen un cogobierno de hecho con el peronismo.

Otra muestra de la arbitrariedad y falta de transparencia es que al día de la fecha tampoco no nos han hecho entrega del Presupuesto 2022 votado en la sesión del martes 7 de diciembre, que se apuraron a tratar sin la presencia de los concejales electos. Fue para prevenirse de que podamos convocar un proceso de discusión y de movilización contra el ajuste y de reclamo por reivindicaciones populares. La falta de conocimiento público para cualquier vecino del Presupuesto 2022 es la base para el uso del municipio como la caja reservada del partido gobernante.

Todos estos hechos son una muestra de que Menéndez, durante años opositor interno del autoritario y fascistoide exintendente del PJ Raúl Othacehé, no solo ha reciclado gran parte de sus funcionarios sino también sus métodos políticos contra opositores, y en particular contra la izquierda. El Partido Obrero de Merlo, de larga trayectoria en la lucha contra esta patota, junto al FIT-U y todos los sectores en lucha vamos a redoblar la organización y la movilización. El ingreso al Concejo Deliberante será una palanca para hacer avanzar de los reclamos de los trabajadores.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.