Políticas

13/11/2008

|
1063

Neuquen: El programa de la Coordinadora

Por la Tierra y la Vivienda, contra el hambre y la carestía

En la pasada edición de Prensa Obrera, informamos acerca de la constitución en Neuquén de la Coordinadora por la tierra y la vivienda, contra el hambre y la carestía.

Integran esta Coordinadora las tomas Unión y Fuerza del Chañar, Confluencia, Limay, La Familia; integrantes de las tomas Fuentealba, 7 de Mayo, Valentina Sur, 12 de Septiembre, Emanuel y Norte 2. También la integran organizaciones como el Polo Obrero y el Partido Obrero de Neuquén; la UTD Neuquén y Resistencia Lautaro.

En una declaración política que se está distribuyendo, la Coordinadora dice: “El espacio que estamos conformando tiene la finalidad de reunir a todos los afectados, en sus diferentes niveles, para que no se nos vaya la vida en conseguir un pedazo de tierra y un techo digno (…) Constituimos este espacio y nos ponemos en pie de lucha organizados por:

– Construcción de viviendas populares bajo control de los beneficiarios.

– Ejecución de todas las obras pendientes del Plan Federal, bajo control de los beneficiarios.

– Plan de “loteos sociales” bajo la supervisión de los afectados por la falta de vivienda.

– Por la expropiación de los terrenos de las tomas Unión y Fuerza del Chañar y la Toma Limay, a favor de los ocupantes.

– Financiamiento a cargo del Estado para la compra de terrenos a precio fiscal.

– Inmediata regularización de todas las tomas y asentamientos. Entrega gratuita de mesuras y escrituras.

– Plan de urbanización de las “tomas”. No a los traslados a zonas inhóspitas sin servicios ni comunicación.

– Entrega de materiales de construcción a los compañeros que viven en casillas precarias como medida de seguridad.

– Tope del 15% del salario del jefe o jefa de hogar para los alquileres.

– No a las prórrogas a los pulpos petroleros.

– Creación de un impuesto extraordinario a la renta petrolera, para solucionar el problema de la tierra y la vivienda bajo control de los beneficiarios.

– Aumento a 650 pesos de los planes provinciales y la creación de un subsidio al desocupado.

– Pase a planta a todos los compañeros de la ley 2128, y contratados.

– Regularización inmediata de la entrega de cajas, bonos y bonos patológicos, bajo control de los beneficiarios y organizaciones sociales.