28/01/2015 | 1348

El pueblo debe saber


La muerte de Nisman entraña un “crimen de Estado”. 


 


Es la expresión última de décadas de encubrimiento de los dos atentados terroristas y de una colonización de los servicios nacionales por parte de Estados extranjeros -Estados Unidos e Israel en primer lugar.


 


En este encubrimiento están implicados oficialistas y opositores, que vienen turnándose en el poder.


 


Los gobiernos de la democracia se han revelado como verdaderas camarillas conspirativas.


 


Los servicios de inteligencia han tenido una intervención protagónica en la desaparición de Jorge Julio López, en los asesinatos deKosteki y Santillán, en las coimas del Senado, en los casos de efedrina y en los crímenes de narcotraficantes, en el caso de Luciano Arruga, en el asesinato del ‘Lauchón’ por la Bonaerense, en el Proyecto X, en la represión de las luchas. 


 


La disolución de los aparatos represivos y de espionaje no puede ser ejecutada por un gobierno que responde a una minoría capitalista explotadora, que se valen de estos aparatos contra los trabajadores.


 


La ex Side será reemplazada por otro organismo de inteligencia, que absorberá a todo su personal. El aparato de Inteligencia del Ejército que responde a Milani quedará intacto. 


La propuesta de “disolver la Side” es una operación distraccionista. 


 


Todos los responsables de esta situación deben rendir cuentas.


 


Reclamamos que el Poder Ejecutivo, la Presidenta y los ministros involucrados comparezcan ante el Congreso, en una sesión pública y televisada, frente a todos los bloques políticos, que también deberán rendir cuentas sobre su paso por el gobierno.


 


Llamamos a una campaña de movilización nacional por este reclamo.


 

También te puede interesar:

El PO contrapropuso una convocatoria pública y una elección popular.
En Villa Parque Santa Ana hubo clima de pueblada tras la denuncia de abusos en un jardín de infantes.
La joven desapareció en 2006 en Río Negro, a sus 16 años, y apareció asesinada meses después. Seguimos exigiendo verdad y justicia.