29/05/2020

El respaldo de Fernández al gobernador Insfran en medio de un gran ajuste

El aval a una trayectoria antiobrera y represiva en Formosa.

El pasado 28 de mayo el presidente Alberto Fernández pasó por Formosa en el marco de una gira por el norte del país. Fernández hizo anuncios de obras públicas por unos 10 mil millones de pesos, sin poner fechas para su realización. Tampoco dijo nada sobre cómo se financiarían esas obras: el dato no es menor en un contexto de desplome de la economía y un profundo déficit fiscal, sobre todo cuando el gobierno destina cada dólar que entra al pago de la deuda en el marco de la renegociación con los bonistas privados.


Sigue la impunidad para el gobierno de Insfran


Por el lado político, Fernández se despachó con todo tipo de elogios hacia Insfran. En el discurso brindado, en la ya segunda inauguración del Hospital Odontológico, rodeado de personas rompiendo con el aislamiento preventivo, el presidente resaltó el carácter político y humanitario de Gildo (insfran). Para ello, se tuvo que hacer el desentendido sobre las condiciones en la que el gobierno provincial mantiene sometidos a la población trabajadora: estatales, campesinos y comunidades indígenas. El “humanista y estadista” Insfran gobierna con la precarización laboral, la represión estatal y el fraude electoral, y llevó a la pobreza al 42% de los formoseños.


El presidente, quien critico a Macri por olvidarse de Formosa, olvidó la colaboración de Insfran con Macri para sacar todas las leyes antipopulares bajo su gobierno. Reivindicó, eso si, los tiempos del Kirchnerismo; sin embargo, bajo el gobierno K, Gildo Insfran se vio envuelto en casos de corrupción como Ciccone y de narcotráfico de varios funcionarios provinciales. Además de represiones brutales, como la que se llevó la vida de Roberto López de la comunidad Qom Potae Napocna Navogoh (La Primavera) o contra los pibes que reclamaban un edificio nuevo para la escuela secundaria J.J. Silva. Así, Fernández le ofrece indulto a Insfran a cambio de que este siga apoyando las políticas de ajuste en favor del pago a los acreedores internacionales.


A los elogios a Insfran no le faltó un tono casi místico: “Dios nos predestino para hacer un país justo” sentencio el ilustrado profesor.


También destacó el sistema de salud provincial y el manejo de la cuarentena. Resulta que la rigidez de la cuarentena tuvo que ver justamente por las condiciones totalmente precarias y deficientes de la salud. Los hospitales públicos vienen sistemáticamente vaciados y en el interior provincial se encuentran básicamente sin poder dar ningún tipo de respuesta a nada. El contraste de esta situación es la escandalosa corrupción, que se hizo pública recientemente, en torno al hospital de alta complejidad J. D. Perón. Se habla de cifras millonarias, lo que llevo al alejamiento del ministro de Salud Aníbal Gómez, en plena pandemia. Gómez es hombre de confianza y hasta médico personal del gobernador Insfran.


Fernández e Insfran cierran filas


Queda claro que la gira presidencial pasa por cerrar filas para profundizar la orientación del gobierno. El gobernador Insfran ya viene llevando adelante las medidas de ajuste sobre los municipios: varios intendentes ya recortaron salarios y dijeron que tampoco podrán pagar aguinaldo. Por otro lado, designaciones de centenares docentes fueron rechazados por Ministerio de Economía, quien es el que corta el bacalao de las incorporaciones a la plantilla estatal. Tampoco hay ayuda social extraordinaria por parte de la provincia, mientras un tercio de la población tuvo que recurrir al IFE y sobrevivir con eso la cuarentena. A esta situación hay que sumar que los ATP no llegan como corresponde, los choferes de la empresa de transporte de pasajeros Godoy ya llevan sin cobrar dos meses. Hoy reclamaban adelante de la empresa y fueron dispersados por la policía.


Por una salida de los trabajadores


Al nuevo acuerdo cerrado por Fernández e Insfran y la entrega de las centrales sindicales, hay que oponerles un frente formado por las y los trabajadores. En varias partes del país ya se está luchando contra estos ataques al trabajo y al salario. Los trabajadores de la provincia debemos sumarnos a la gran jornada de lucha nacional que se está preparando para el próximo 16 de Junio. Necesitamos ponernos de pie y reclamar por todos nuestros derechos laborales y de salud. Por un impuesto a las grandes fortunas para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores.




 



 

También te puede interesar:

La necesidad y oportunidad de la Conferencia Latinoamericana de la izquierda que convoca el FIT-U.Escribe Eduardo Salas
Por orden del gobernador Insfrán.
Festejan en la bolsa y Wall Street ante la magnitud de las concesiones. Escribe Guido Lapa