29/09/2011 | 1196

Elecciones en Río Negro

Las elecciones provinciales de Río Negro mostraron, como todo lo hacía prever, la polarización entre Carlos Soria, el candidato del FpV (PJ y aliados) y César Barbeito, de la Concertación para el Desarrollo (UCR y aliados). El triunfo del candidato del gobierno nacional le otorga 30 de los 46 escaños de la Legislatura -incluso quórum propio.

Poco importó el prontuario del candidato pejotista, quien defendía los mismos intereses sociales que la odiada Concertación. El apoyo de Cristina, La Cámpora y del Movimiento Evita actuó para encubrir sus antecedentes y filiación reaccionarios.

El aluvión de votos K del pasado 14 de agosto preparó el terreno para la victoria de Soria, ante el tardío alineamiento público de Saíz-Barbeito con la presidenta, luego de impulsar la boleta de Alfonsín el 14 de agosto.

En los últimos días, no sólo Pichetto, sino también Alicia Kirchner y el propio Boudou visitaron Río Negro para respaldar al ex hombre fuerte de la Side.

El radicalismo, pese a apelar como nunca a su descomunal aparato clientelar, sólo arañó el 23,23% de los votos (el resto de los votos a Barbeito lo aportaron las colectoras del- PPR y Unidos por Río Negro) y perdió la totalidad de los municipios que gobernaba (Allen, El Bolsón, Catriel -luego de 23 años-, Choele Choel y varias localidades menores), con la sola excepción de Viedma. Todo hace suponer que en General Roca, Cipolletti e incluso en Bariloche se impondrá también el FpV.

El ARI, que en las legislativas de 2009 disputaba el segundo lugar en las principales ciudades rionegrinas y alcanzaba el 23,83% en la provincia, logró el 5,34% que le permitió mantener a Magdalena Odarda en la

Legislatura El correlato local del Frente Progresista, que integran acá el PS, Proyecto Sur y el PCR, apenas alcanzó el 2,10% de los votos, pese a una promocionada gira del propio Binner por la provincia (en 2009 habían llegado al 7,57%). El duhaldismo, utilizando el sello en alquiler del Partido Demócrata Progresista, obtuvo el 1,49%.

Por último, el Partido Obrero obtuvo el 1,31% (cifras similares a las anteriores elecciones para gobernador, en 2007, pero muy por debajo del 3,34% logrado en 2009 y refrendado en las primarias) y el Partido Comunista el 0,88%.

Nuestra campaña El Partido y el Frente de Izquierda (en Viedma y Bariloche) desarrollaron una intensa campaña (continuidad de las elecciones “primarias abiertas”). Nuevas relaciones, un padrón en pleno desarrollo y la apertura de sendos locales en Viedma y General Roca son el fruto más palpable de esta campaña. Los porcentuales del Partido Obrero se duplican allí donde desarrollamos una actividad sistemática.

Se abre una nueva etapa en Río Negro. Las expectativas y las ilusiones que pueda haber generado el triunfo del FpV rápidamente se estrellarán con la cruda realidad.

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó un masivo acto en las proximidades del poder legislativo de la ciudad.
Rechazamos las persecuciones y provocaciones de Alicia Kirchner contra la lucha de los enfermeros y el personal de salud en general.
Un balance del trabajo de Gabriel Solano como legislador porteño.
La legisladora del PO rota la banca del FIT.
200 trabajadores participaron de la audiencia de presentación del proyecto del FIT.