18/08/2021

En General Madariaga, al ajuste lo enfrentamos con la izquierda

Presentación de la lista local 1A Unidad y jornada de difusión.

En el día de ayer los candidatos locales del Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad presentaron ante los medios de comunicación locales la única lista que se presenta como una alternativa independiente a todos los que nos han gobernado y a los ajustadores.

La misma es encabezada por el secretario gremial del Suteba de la seccional local en la Multicolor, Federico Tomasone, secundado por la compañera profesora de arte Mayra Vargas como candidatos a concejales. Horacio Marcovich, profesor de historia, y Estela Cabrera, auxiliar de educación, se candidatean como primero y segunda para entrar al Consejo Escolar. Al respecto Cabrera señaló rigurosamente la necesidad de conquistar espacios para luchar, en un cuadro en el que miles de alumnos han sido abandonados por el estado durante la pandemia, sin poder ejercer el derecho a educarse, ya que fueron privados de conectividad y dispositivos gratuitos para poder estudiar. También señaló el avasallamiento de derechos al que son sometidos sus compañeros de trabajo, gremial integrada principalmente por mujeres.

Acompañó la jornada un ex residente de la ciudad, histórico organizador y luchador de los compañeros y compañeras desocupados y precarizados, hoy primer precandidato a concejal de General Pueyrredón, Alejandro Martínez. Entre otras cuestiones, Martínez se encargó de denunciar que la empresa de transporte Costa Azul, propiedad del monopolio INZA, que opera en Madariaga y la región, es la misma que en Mar del Plata y en todos lados ha recibido de parte de todos los gobiernos subsidios multimillonarios, pero incumple la ley provincial de boleto educativo gratuito, desarrolla un servicio deficiente y mantiene junto a la burocracia de la UTA, con el aval estatal, a los trabajadores regimentados y con ingresos insuficientes. Reclamó por ello la estatización bajo control obrero y de usuarios del servicio de transporte.

Después de conversar con vecinos y trabajadores en el centro de la ciudad, los compañeros se dirigieron al barrio Quintanilla, una de las barriadas más postergadas, a deliberar con las compañeras del Polo Obrero. El centro de la charla hizo foco en la represión estatal que desarrolla la policía de Berni en la ciudad, descargada principalmente sobre la juventud, la cual es negada por los funcionarios locales del intendente Esteban Santoro y por los provinciales de Axel Kicillof. Se concluyó en la necesidad de profundizar la organización para poner un fin al disciplinamiento social y en el objetivo de desmantelar el aparato represivo del estado capitalista.

En Madariaga los efectos del ajuste de Santoro JxC se expresan en el empobrecimiento en los barrios, el desempleo, la crisis sanitaria, los altos precios en los alquileres y los alimentos, con ingresos de indigencia.

La intendencia prioriza los negocios y subsidios a los empresarios privados que acumulan ganancias siderales e imponen precios altísimos de alquileres, la imposibilidad del acceso a la vivienda propia, postergando las necesidades más básicas de les trabajadores. Los más desposeídos requieren comida y gas que les son otorgados a cambio de trabajo no registrado, ni remunerado.

El magro presupuesto local sostenido por los trabajadores a través de los impuestos no es invertido en las necesidades populares. En los barrios, el abandono del municipio es concreto. Pocos cuentan con acceso al agua potable y cloacas y casi nadie tiene acceso a la red de gas.

Nada han hecho cambiemitas y peronistas ante el cierre del Instituto Médico en el peor momento de la pandemia. Tampoco ante las demandas de médicxs y enfermerxs que salieron a la calle con reclamos al día de hoy insatisfechos. Unos y otros impulsan la especulación inmobiliaria y el lucro capitalista a costa de la contaminación y la depredación ambiental.

La integridad de las mujeres está en absoluta vulnerabilidad, el estado no garantiza ninguna política contra la violencia de género y los femicidios. En cambio optaron por infiltrar las movilizaciones de mujeres y disidencias.

La oposición patronal del PJ kirchnerismo no defiende los derechos de los sectores obreros y populares, ni en el HCD, ni en el Consejo Escolar, ni desde los sindicatos que conducen, incluso abandona la lucha por las libertades democráticas frente a los Berni y la represión estatal.

Para defender una perspectiva en defensa de les trabajadores, las mujeres y la juventud contra el ajuste, votemos en Madariaga y en todo el país al FIT-U lista “1A Unidad de la Izquierda”.

 

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.