28/11/2020
CÓRDOBA

En vísperas de las elecciones de Río Cuarto

El FIT cerró la campaña electoral con un acto.

Finalmente Río Cuarto irá a las urnas el próximo domingo para elegir autoridades municipales en un cuadro de crisis económica sanitaria de fondo. Las elecciones fueron pospuestas desde marzo, producto de un uso y abuso de la pandemia por parte de gobierno del PJ y de la oposición patronal.

El oficialismo se valió de la pandemia para proceder a imponer un ajuste. En ese sentido vale mencionar el incumplimiento de la paritaria del salario de municipales, un anticipo de lo que sería su próxima gestión. En esa línea, el intendente Juan Manuel Llamosas presentó un presupuesto de gobierno que contiene una suba del orden del 40 % en las tasas municipales.

Hay que tener en cuenta que el anuncio de incrementos en las partidas sociales está por detrás del incremento de la pobreza y desocupación. Con Llamosas «no se viene un gran futuro», sino un ajuste sobre otro.

La suspensión de las elecciones en sucesivas oportunidades también fue impulsada por la lista de Gabriel Abrile. El candidato radical-macrista fue mejorando sus pretensiones favorecido por el impacto de la responsabilidad del oficialismo en el manejo de la pandemia y de la crisis económica. Por eso promete que «la esperanza viene con el cambio». Sin embargo, no hay que olvidar que el exsecretario de Salud de la administración del exintendente Juan Jure gestionó sobre la base de la precarización laboral y la negación de derechos de las mujeres y disidencias.

En este punto no hay grietas. Como muestra basta mencionar lo que sucede en la Maternidad Kowalk, donde las trabajadoras monotributistas o con contratos precarios si se enferman no cobran. Lo señalado fue denunciado por nuestra campaña electoral.

Río Cuarto es la ciudad del interior provincial más cara y una de las capitales de la precarización laboral y la desocupación. Sin dudas son condiciones que bajo todos quienes gobernaron no se alteraron, al contrario se fueron profundizando.

En este marco, las diferentes listas de centroizquierda fueron mostrando sus límites insalvables. Desarrollaron una adaptación al régimen que los llevó a firmar un pacto con quienes gobernaron las últimas décadas mediante el cual durante meses Llamosas gobernó sin el voto popular, violando toda normativa vigente tanto municipal como provincial. Esto procedió mediante un pacto corporativo, por el cual se desarrolló una prórroga del ajuste.

El FIT cerró su campaña el pasado jueves con un acto en Plaza Cabrera y llamó a concentrar el voto de los trabajadores, las mujeres y la juventud en nuestra lista. Los desafíos para la izquierda en el distrito son importantes. Es necesario desarrollar la fuerza para que la crisis la paguen los capitalistas y quienes gobernaron las últimas décadas. En esa perspectiva hemos presentado un programa para estatizar y poner bajo control de les trabajadores y las mujeres las empresas privatizadas. Esta orientación se complementa con un llamado a recuperar las organizaciones de base para que sean palancas de apoyo en la lucha por todos los reclamos pendientes.

Es necesario votar a la única lista 100% verde que levanta el conjunto de reclamos del movimiento de mujeres y que viene de llevar nuevamente el debate del aborto legal al parlamento nacional. Un voto al FIT es un pronunciamiento por la IVE, la ILE y por todas las demandas de mujeres y disidencias.

Sin dudas, cada voto obtenido será un refuerzo de las luchas que vendrán, en esa perspectiva milita el Partido Obrero. Vamos con el FIT por una salida a la crisis de les trabajadores.

 

 

 

En esta nota

También te puede interesar:

"La jubilación mínima es casi nada".
Una esvástica y distintos garabatos dañaron la obra en homenaje.
Reclaman un aumento del 100% de la tarifa base que ganan por pedido y mejoras en la aplicación con las cual trabajan.
Se encuentra internado e incapacitado en el Sanatorio Allende de Córdoba.
El Partido Obrero rechaza la maniobra del gobernador Sáenz.