23/01/2003 | 788

Entregaron las reservas

Por Ch. R.

El gobierno argentino, en función del acuerdo con el FMI ha pagado en el lapso de 48 horas 998 millones de dólares al Fondo monetario, 760 millones al Banco Mundial y 845 millones al BID. Es decir, extrajo de las reservas 2.400 millones de dólares para viabilizar el acuerdo exigido por el directorio del Fondo. Según toda la información oficial, los pagos ya hechos por la Argentina serán puntualmente compensados en forma prácticamente automática por los organismos internacionales. Es decir, lo que acaba de salir volvería a entrar. Es una mentira que esconde una inmunda (y nueva) capitulación ante el FMI de parte del gobierno. Lo único previsto es la devolución del desembolso hecho al Fondo pero en ningún caso el de los pagos hechos al Banco Mundial y el BID. La información volcada en una línea por el diario Clarín atestigua la entrega: en el caso del Banco Mundial «habrá 600 millones de dólares para cubrir el programa Jefes y Jefas y 400 que serán destinados para la educación». Pero, atención, «el primer desembolso de estos créditos será del orden de los 150 millones» y el resto en cuentagotas sucesivas a determinar.


Esto significa que Duhalde y Kirchner han entregado 1.600 millones de dólares de las reservas en una nueva y gigantesca sangría a cuenta de ningún reembolso y cediendo una vez más al chantaje del FMI. Esto luego de haber sido el primer gobierno que en las últimas décadas pagó la deuda externa con recursos propios durante el 2002, por unos cuatro mil millones de dólares. Ha vuelto a sacrificar reservas obtenidas sobre la sangre y la carne de nuestro pueblo. Todo para lograr un acuerdo que pacta el tarifazo y el congelamiento de los recursos destinados a los trabajadores públicos, la salud y la educación. Un acuerdo que no se propone restablecer crédito alguno con la Argentina sino viabilizar la entrega al FMI y los acreedores del monto íntegro del superávit comercial, de 16 a 20.000 millones de dólares.

También te puede interesar:

Mientras se dilapidan las reservas, la deuda pública alcanza los USD 342.619 millones.
Sobre los dichos de Vidal en el debate de candidatos de CABA.
La campaña electoral del Frente de Todos es un guiño al gran capital.
Las medidas del Banco Central y la CNV ilustran que del boom exportador no quedó nada.
El interés en el pago de la deuda excluye los problemas de los trabajadores y ataca, por definición, a la clase obrera. Un pronunciamiento contra estas políticas a través del voto al FIT-U toma cada vez mayor importancia.