23/03/2011 | 1169

Elección decisiva en el subte: «Está en juego la independencia de la AGTSYP»

La experiencia combativa más avanzada del movimiento obrero argentino tendrá un día decisivo mañana, 23 de marzo. Los obreros del subterráneo, afiliados al nuevo sindicato AGTSyP (Asociación Gremial Trabajadores de Subte y Premetro), votarán la primera Comisión Directiva del sindicato en formación -que el ministro Tomada ha inscripto como «sindicato de empresa», con prerrogativas limitadas respecto de la UTA, la cual sigue firmando salarios y convenios colectivos.

En la elección habrá dos listas: la Roja y Negra, que se alineó con la CTA del ala Yasky (es decir, cercana al gobierno de Cristina Kirchner) y la Naranja-Bordó-Violeta, con la tradicional orientación de tipo antiburocrática y clasista que caracterizó al cuerpo de delegados del subte durante todos estos años, opuesto por el vértice al sindicalismo moyanista de la UTA.

La Naranja-Bordó-Violeta está encabezada por Charly Pérez, delegado histórico de la lucha por las seis horas, y Claudio Dellecarbonara, delegado combativo de la Línea B, representantes de las agrupaciones ATM (Agrupación Trabajadores de Metrovías) y Democracia de las Bases, respectivamente. La lista está integrada, además, por delegados y activistas de las líneas H, D, A, E y C, como también de la empresa CAF, de mantenimiento de trenes, quienes pertenecen a las agrupaciones mencionadas y a otras agrupaciones independientes y «autoconvocadas» de actuación en el nuevo sindicalismo del subte.

Charly Pérez declaró: «Lo que está en juego es la independencia de la AGTSyP del gobierno y de toda la burocracia sindical, así como su carácter de sindicato asambleario y de plenos derechos en contraposición al sindicato de segunda que inscribió el ministro Tomada -socio histórico de la UTA, de la Unión Ferroviaria y de toda la burocracia. Rechazamos también el golpe de mano de alinearnos a la CTA de Yasky -«el socio transversal de Moyano». El dirigente finalizó: «llamamos a votar hasta el último de los 1.304 afiliados habilitados, para que de la mano de la Naranja-Bordó-Violeta vayamos a un sindicato de 4.000 afiliados que deje a un costado a la patota de la UTA para volver a discutir nuestro salario y nuestras condiciones de trabajo».

En esta nota

También te puede interesar:

Alrededor de 200 contagios y 6 compañeros fallecidos por Covid.
Luego de siete meses de postergación de la paritaria, Metrovías ofreció un 9% más una suma fija. Se rechazó la oferta y el cuerpo de delegados demanda un 21% -escalonado en 8 meses de marzo a octubre- y una revisión en noviembre.
Por un protocolo de la Agtsyp y el control por los trabajadores
Debe convocarse el plenario de delegados