20/02/1996 | 482

¡Estado de Sitio en La Plata!

En el momento de cerrar esta edición, una masiva manifestación en el centro de La Plata se dirigía al Regimiento de Infantería para reclamar por la inmediata liberación de los  centenares de detenidos desde la madrugada de este martes 20. En las primeras horas del día, la ciudad fue colocada en una suerte de ‘Estado de sitio’, con un impresionante dispositivo policial para ‘garantizar’ la sesión de los cuerpos directivos de la universidad platense, dedicada a modificar sus estatutos para imponer el arancel y la ‘privatización’ de la Universidad por el Banco Mundial.


El número de víctimas de la salvajada policial prueba la masividad del repudio estudiantil, que se nutre con buena parte de los ingresantes que están cursando los cursos limitacionistas impuestos en La Plata. El operativo represivo fue indiscriminado: se detenía a cualquiera por “portación de edad” (ser joven) y se reprimía cualquier protesta. Hebe de Bonafini fue apaleada al interior del recinto policial —debió ser hospitalizada—, hay estudiantes heridos y periodistas golpeados. La policía ha vuelto a reprimir, con más intensidad, a los compañeros que reclaman la libertad de los detenidos. Las imágenes de la brutalidad están en las pantallas de todo el país.


La detención de los estudiantes y el apaleamiento a Hebe se desarrolló en un ex-campo de concentración de la dictadura, ahora sede de la policía ‘democrática’.  Signo de los tiempos, es decir, de este régimen de amnistiadores y hambreadores.


Pero otro signo también de los tiempos que vienen, son las asambleas (!!!!) que realizan los centenares de compañeros recluidos en el centro de detención, en la cara de los represores, para oponerse a ser fichados por los policías de Menem-Duhalde. Vamos, compañeros.


¡Libertad inmediata a todos los detenidos!  ¡Investigación y castigo a los represores y sus cómplices!

También te puede interesar:

El ministro se reúne con el Banco Mundial y el FMI en busca de fondos para pagar los vencimientos del año.
Planteamos que se vaya el gobernador y el desmantelamiento de este régimen de hambre y represión.
En el partido bonaerense de Rojas, reprimieron brutalmente a quienes se manifestaron para que no quede impune el femicida.