29/05/2008 | 1039

ESTEBAN ECHEVERRIA | Movilización contra las sanciones y persecuciones a los secundarios

El cuerpo de delegados de los colegios Muñiz y Saavedra sigue siendo hostigado por la dirección. Fue expulsada María Paradiso, delegada del turno tarde, por medio de un llamado telefónico a sus padres. Leonel Benítez, el delegado al cual se había intentado suspender, fue privado del ingreso al establecimiento por medio de un "piquete" que la directora puso en la puerta y con la amenaza de denuncias policiales.

El Cuerpo de Delegados respondió con una contundente denuncia pública. Recorridas por medios radiales, comunicados de prensa, volanteadas en colegios y la adhesión de estudiantes y docentes. Los padres presentaron una nota en Inspección Escolar donde se denuncian las irregularidades de las sanciones, se reclama su anulación y la investigación del accionar de la rectora represora.

Con el paso de los días todas las maniobras se empiezan a caer. María fue reincorporada y a Leonel le envían un telegrama pidiendo su presencia en el establecimiento junto a sus padres.

La dirección, que buscó desmoralizar e intimidar al estudiantado con las sanciones, no pudo impedir que más de 300 estudiantes ganen nuevamente las calles en defensa de la libertad de organización dentro del colegio, contra las sanciones y para que el gobierno ahora cumpla con lo acordado en relación con las obras comprometidas. La marcha de nuevo recorrió el Consejo Escolar y finalizço en el municipio, donde el secretario de Gobierno comprometió su intervención contra las sanciones.

Estas acciones vienen templando a los estudiantes y a sus delegados, quienes se han tenido que ir fogueando en la lucha según van respondiendo a los ataques. Una extraordinaria experiencia, que nada tiene que ver con la fórmula administrativa y cooptativa con la que el gobierno y la burocracia de la CTA pretenden organizar a los secundarios. Una experiencia que ya recorre toda la zona sur. Delegaciones de varios colegios han adherido y participado de la marcha. En el Nacional 50 de Adrogué, los estudiantes han firmado el petitorio que reclama la suspensión de las sanciones. La UJS repartió por miles una declaración propia.

Apoyemos y reforcemos esta gran lucha de los chicos del Muñiz y Saavedra.

Corresponsal

En esta nota

También te puede interesar: