16/03/2000 | 658

Extraordinario acto por el Día Internacional de la Mujer

Extraordinario, porque cientos de mujeres se concentraron frente al Congreso para protestar contra la reforma laboral y el aumento de la edad jubilatoria, y por el derecho al aborto.


Extraordinario, porque intervinieron alrededor de 20 mujeres y organizaciones de mujeres, dándole al acto un carácter de lucha, de unidad.


Sin confiar en los partidos del gobierno, sin confiar en sus legisladores ni en dirigentes sindicales pegados a ellos, las mujeres trabajadoras nos dimos una polí-tica propia. Muchas mujeres han hecho su primera experiencia de movilización y son la garantía del crecimiento, porque tras ellas se acercarán miles más que están vi-viendo la misma situación.


Participaron: la Comisión por el Derecho al Aborto; una Coordinadora de lucha contra la discriminación y la xenofobia; las Mujeres Socialistas Autoorganizadas. El Plenario de Trabajadoras aportamos el sonido y el escenario y lo pusimos a dispo-sición de las compañeras, firme en nuestro compromiso con el movimiento de muje-res.


Fueron destacables las intervenciones de las desocupadas de Florencio Varela y el MTD, Laferrère y San Fernando – las desocupadas del Gran Buenos Aires se trasladaron en micros de sindicatos – , una estudiante detenida durante las luchas contra el arancelamiento de la Universidad en México, la madre de la canillita asesi-nada del Barrio San José, atropellada bárbaramente mientras trabajaba.


La marcha, desde el Congreso hasta Corrientes y Libertad, con sus consignas combativas, dejó sentada la firme decisión de continuar la lucha para lograr que la reforma laboral no salga.


8 de marzo y todo el año: Nada con los partidos patronales


Son suficientes, para describir la política del gobierno hacia nosotras, las pri-meras medidas tomadas, a poco de asumir, por la Alianza: la represión y asesinatos en Corrientes, la reforma laboral y la intención de aumentar la edad mínima jubilato-ria.


Pero las primeras declaraciones de la nueva titular de la Secretaría de la Mujer, Carmen Storani, refuerzan este hilo político (expresadas en Página 12 el mismo 8/3): sólo habla de la violencia doméstica que sufre la mujer y la reduce a un problema individual, negando que los gobernantes tengan responsabilidad social sobre el tema.


Cuando le preguntan sobre el aborto, la buena mujer dice que la sociedad no está madura para tratar este tema.


No Storani, ya no sirve el silencio para esconder que se responde a las presio-nes del clero y cualquier pecado cometido en el pasado adhiriendo a este derecho debe ser lavado rápidamente a la hora de gobernar sujetándose a los mandatos del Vaticano.


No sirve tampoco que ni se le pregunte sobre cómo afecta la reforma laboral a las mujeres – en este caso hay doble silencio, de ella y de Página 12 – , porque cuando se gobierna bajo el mando del FMI las mujeres importan un bledo.


Por todo esto, desde el Plenario de Trabajadoras hemos defendido siempre la independencia respecto de los partidos patronales.


Cuando las mujeres radicales expresaban que hay muchas de ellas que se pelean en su partido por el derecho al aborto y que esto tenía perspectiva dentro del radicalismo; cuando nos proponen marchar junto a actos organizados por sectores del gobierno; cuando se rompe la unidad de los actos independientes del 8 de marzo abriendo varias marchas; cuando se confía en que un diputado ‘progresista’ puede impulsar nuestros derechos, compañeras, decimos: necesitamos unidad de trabaja-doras para obtener victorias como movimiento de mujeres, nada con los partidos pa-tronales, unidad con las compañeras trabajadoras y la movilización obrera y popular.

También te puede interesar:

Luego del Plenario Abierto, los partidos del régimen le siguen dando la espalda a las mujeres.
Solo el movimiento de mujeres puede derrotar esta ofensiva clerical y antiderechos.
La joven mendocina falleció luego de realizarse un aborto. El director del hospital afirma que murió por una complicación sin vínculo con esa práctica.
Fuera los objetores de la medicina privada y del hospital público. Preparemos una gran movilización para el 28 de mayo, Día de Acción por la Salud de las Mujeres.
Sobre el fracaso de AMLO en materia de género.