15/08/2002 | 767

El presidente del bloque justicialista acusó de gorila al Partido Obrero, porque se oponía a una rebaja salarial a los empleados estatales, que fue aprobada ayer con el voto de la mayoría del bloque justicialista.


El acusador, no sólo avaló un nuevo ataque a los docentes, a los trabajadores de la salud y al resto de los trabajadores del Estado, sino que olvidó que el gobierno que defiende, tuvo a Sergio Nazario, un torturador de la última dictadura, como secretario de Seguridad, y aún lo tiene oculto entre sus filas. Se olvida que el gobierno justicialista de Menem indultó a los genocidas del proceso, además de llevar adelante las políticas privatistas y de flexibilización que fundieron al país. Apoya y sostiene a este descompuesto régimen político que persigue y mata a los luchadores populares.


Los que dicen que el Partido Obrero se cree dueño de la verdad, acusan de gorilas a quienes critican la política antipopular que lleva adelante el Partido Justicialista. Acusan de gorila a quien les hizo ver que todas y cada una de las conquistas sociales obtenidas por los trabajadores con Perón, fueron destruidas por el propio PJ.


Con respecto a la rebaja salarial aprobada ayer, el diputado del PO, Pablo López, dijo: «Hay que establecer que las empresas que han obtenido jugosas ganancias, como las petroleras, los bancos, las privatizadas, los grandes terratenientes, etc., hagan un aporte obligatorio para financiar los planes sociales, la salud, la ed ucación y las obras públicas, y no que sean los asalariados los que financien una salida a la crisis. Esto lo planteamos con un proyecto de ley.


«El oficialismo dice que no se les puede imponer esto a las empresas porque se van a ir, y además son las que generan trabajo. Pero ya los bancos se están yendo, aumentan los despidos y suspensiones masivas, y son los trabajadores los que se están haciendo cargo de poner a funcionar las empresas quebradas, como en Brukman, Zanón y otras».


El legislador obrero agregó: «Está claro que no defienden los intereses de los trabajadores como dicen, y por más números que indiquen que los fondos provenientes de esta rebaja son bien utilizados, la realidad muestra que en los barrios faltan remedios, los comedores escolares están desfinanciados, que la ayuda alimentaria es miserable, etc. La mona vestida de seda, mona queda.


«Por esto los trabajadores dicen en la calle que se vayan todos.


«Para esta gente, los que defienden a los trabajadores, los que presentan un programa alternativo, los que están luchando en la calle junto a la clase obrera, son gorilas. Mientras que los que rebajan los salarios, los que piden un refuerzo de Gendarmería para reprimir en el norte de la provincia, los que acusan a los luchadores populares de infiltrados subversivos, los que dicen que no les importa lo que pasó durante la dictadura militar y amparan a los torturadores del proceso como Nazario, son los defensores de la libertad y la democracia». Fueron estas las conclusiones que sacó López sobre la sesión de ayer de la Cámara de Diputados.

También te puede interesar:

Scioli y Berni, candidatos de un peronismo derechista y antiobrero.
El entramado político que sostiene la impunidad del ex-comisario
Declaración del Comité Ejecutivo del PO
Escribe Aurelio Díaz , legislador del Partido Obrero - Chaco.