14/03/2002 | 745

Gran «ASADO» Gran

Primero la gente: "Tuya"

El intendente Magadán, sus funcionarios y alrededor de unas 180 personas se juntaron ayer en Pavón a comer 10 costillares de asado dándole la espalda a los habitantes del Partido de la Costa.


«Donde termina el asfalto en la curva de Pavón te esperamos a las nueve», parece ser el mensaje que recorrió la mayoría de los celulares de los funcionarios de Magadán.


La reunión con los «muchachos» no terminó muy tarde, eso si, no faltó nada, la carne estaba a punto al igual que la bebida que pasaba por las manos de un intendente que pese al mal rato que viene pasando en su municipio por culpa de la situación nacional, necesitaba de este encuentro.


Todos estaban contentos, Guillermo Pieroni masticaba y sonreía, el «Chino» Romero estaba atento a que no le faltara nada a sus comensales. Los delegados municipales comían como si fuera «La última cena», Mogueti de San Bernardo, elegía los mejores trozos de asado.


El comentario corrió como cierto: «Gabriel Krause (delegado de Santa Teresita) renuncia y entra «Pancho» Pino…» alguien por lo bajo agregó: «Vamos a seguir teniendo más de lo mismo». En voz alta se hablaba de las vivencias de esta temporada, por lo bajo se combinaban los movimientos estratégicos para una próxima campaña interna en el radicalismo.


Hugo López, responsable del Partido Radical en la Costa, participaba de esa reunión amena que pronostica una ruptura dentro de la fuerza. Los funcionarios que usted pueda imaginar, estaban ahí, comiéndose un flor de asado.


Tal vez Ud. desde su casa o en el lugar donde esté leyendo esta nota, mire a su alrededor o piense en los suyos, llenos de necesidades. La puerta de la heladera (vacía)empapelada de boletas con deudas que apenas pueden sostener los imanes pegados a una fruta o una propaganda, se debe estar preguntando: ¿Qué pasa con la Salud, con los intereses que tengo que pagar por el retrazo de los sueldos? ¿Cómo pasaremos este invierno? ¿Conseguiremos trabajo? Y otras tantas que debe tener a flor de labio y la impotencia le impide pronunciarlas. Bueno, le comento que en la noche del «Gran asado gran», nada de eso se trató, por el contrario, la avaricia tenía otros temas pendientes.


De la única forma que se sale de esto es escuchándonos y participando todos, consensuando ideas, porque todos somos responsables y recordar siempre que el gobierno es «la cosa pública» y se opone a lo privado o particular. No hay razones para seguir ocultando la planta de personal de este municipio, no hay razones para no decir adonde fue a parar el dinero de la comuna, no existen razones para vivir entre la basura ni mucho menos con políticos avarientos que solo tiene miramientos mezquinos.

En esta nota

También te puede interesar: