Políticas

6/4/2022

Grindetti quiere trabajadores municipales a 16 mil pesos

Como Milei, propone utilizar a los trabajadores desocupados, que reciben un programa social de $16.000 pesos, como mano de obra barata.

Intendente de Lanús - Néstor Grindetti

El intendente de Lanús de Juntos por el Cambio, Néstor Grindetti, propone que los desocupados que reciben un programa social realicen tareas municipales fuera de convenio y ultraprecarizados. Esto constituye un fraude laboral, ya que no encuadraría a estos trabajadores bajo el convenio municipal como dicta la ley laboral.

El desprecio de Grindetti por los municipales viene de larga data, solo alcanza con ver los niveles salariales que rondan los $30.000, quedando por debajo de la canasta de indigencia, o el aumento salarial para los municipales del 40% en cuotas, muy por debajo de una inflación que no bajará del 60%.

El intendente se suma a la ola de ataques, junto al ministro albertista Zabaleta y Milei, contra los trabajadores desocupados y las organizaciones piqueteras que vienen de una enorme acción de lucha por trabajo genuino, apertura de los programas sociales y alimentos.

La Unidad Piquetera propuso un plan de obras para la construcción de 100.000 viviendas que crearía un millón de puestos de trabajo, propuesta que fue ignorada por el ministro Zabaleta y el gobierno de los Fernández. Grindetti no opina sobre este plan de obras, porque no solo comparte el plan de ajuste del gobierno nacional y del FMI, que no dispone recursos para la obra pública , sino que además no está en sus planes atender el grave problema del déficit habitacional.

CFK lo hizo

Lo que quiere Grindetti no es algo nuevo. Cristina Kirchner como presidenta fue impulsora del programa “Argentina Trabaja” en el año 2009 donde se exigía, como contraprestación a un ingreso que estaba muy por debajo de los convenios correspondientes, la realización de tareas que debían encuadrarse en convenio municipal, de la construcción y otros, constituyendo un fraude laboral y la precarización de la mano de obra.

Lo de Grindetti es aplicar la reforma laboral que quiere el FMI, pasando por encima de los convenios colectivos de trabajo, con mayor precarización laboral y salarios más miserables.  Debemos rechazar esta provocación del intendente de Lanús, que se suma a las de Zabaleta y Milei, contra los trabajadores desocupados.

Planteamos el pase a planta permanente de todos los trabajadores municipales y un salario que parta de la canasta básica que hoy está en $90 mil pesos, un seguro al desocupado y un plan de obras públicas que genere trabajo genuino. Exigimos terminar con la precarización y rechazamos la reforma laboral. No al pago de la deuda externa.