10/10/2002 | 775

IU apoya a Lula con FMI y derechistas adentro

Todavía el 12 de junio pasado, el Mst decía que, «en relación a su plan de gobierno Lula afirmó que no va a seguir el programa del FMI». También destacaba «una fuerte presión que hasta ahora impidió la alianza del PT con el candidato del PL». «Pese a las posiciones conciliadoras de Lula – insistía el Mst – su crecimiento inquieta a los poderosos.»


Como se sabe, Lula acabó firmando con el FMI, y antes había concretado el frente con el derechista PL, llevando como candidato a vicepresidente a un empresario industrial. La nueva embajadora yanqui salió a apoyarlo, lo mismo que la clase de los banqueros e industriales. Hasta López Murphy y Cavallo declararon su simpatía hacia Lula.


Todo esto no afectó al Mst: el domingo a la noche salió a festejar, aunque el entusiasmo sólo arrastró a unos 30 militantes frente a la embajada brasileña (Clarín, 7/10). Según el mismo diario, las pancartas decían «viva el triunfo del PT» y Vilma Ripoll saludaba sin sonrojarse «al pueblo brasileño por esta decisión de haber votado por primera vez para presidente contra el FMI y los grandes empresarios».


Ya a Página/12 Ripoll no le dijo nada del FMI ni de la alianza con los empresarios de derecha: «el pueblo de Brasil – afirmó ahora – , tomó la decisión de votar a un partido que considera propio…». Pero ni esto es verdad, porque no se votó al PT, sino al frente Encuentro para el Cambio que el PT constituye con fuerzas patronales como el PL y otros. La gran mayoría de los «viejos partidos», empezando por los ex presidentes, apoyó directamente a Lula.


El Mst oculta su apoyo a un frente de colaboración de clases con partidos patronales y proimperialistas.


Para Echegaray, mientras tanto, la victoria de Lula «marca el comienzo de una contraofensiva continental contra el neoliberalismo» (Página/12, 6/10). En realidad el triunfo del Encuentro para el Cambio es parte de una «contraofensiva continental» para contener el «Argentinazo». Por eso lo apoya la gran banca y el imperialismo. Para el PC, el candidato derechista a vicepresidente, «José Alencar, es un industrial nacionalista» (Propuesta, 26/9) y su partido derechista, el «Partido Liberal, con vínculo fuerte con la Iglesia Universal y los otros cultos evangelistas, muy relacionados con masas pobres e indígenas». Este es el Frente Antimperialista por el que trabaja el PC.

También te puede interesar:

Decenas de organizaciones convocan este sábado 11 a movilizar a las 16 horas.
A 20 años, evitemos un nuevo rumbo de saqueo.
Panorama político de la semana.
La Coordinadora Basta de Falsas Soluciones resolvió adherir a la jornada de lucha del 11/12 en Plaza de Mayo.
Aumentaron los retiros "voluntarios" y la no renovación de contratos.