03/11/2021

Kicillof de “gira” en Brasil

¿Vuelve Daniel Scioli de la mano de los nacionales y populares?

Después de la paliza electoral que recibió el Frente de Todos el 12 de septiembre hay un “operativo retorno” de Daniel Scioli, el exgobernador bonaerense que recaló en la embajada argentina en Brasil. Con Scioli como anfitrión de la delegación de empresarios que acompañan a Axel Kicillof y al ministro de la Producción, Agustín Costa, en su gira relámpago a San Pablo; en simultáneo aterriza en el gobierno provincial Mario Oporto, quien supo ser director General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires en dos oportunidades, la última en el tramo final de la fracasada gestión sciolista.

Kicillof partenaire

La vuelta al ruedo de Daniel Scioli es promovida por el PJ bonaerense, que quiere sacarse de encima a Kicillof y a La Cámpora, y mete presión a través de Martín Insaurralde como jefe de gabinete. Fue Insaurralde quien “repatrió” a Mario Oporto y lo ubicó como subsecretario de Relaciones Institucionales e Internacionales, enfocado principalmente en “educación”. El exintendente lomense sigue comiéndole las piezas a Kicillof con vistas a una eventual candidatura a gobernador en el lejano 2023. La irrupción de Oporto anticipa otro despido inminente, el de Agustina Vila, la ministra de Educación de la provincia de Buenos Aires. Si Vila no se fue al día siguiente de la derrota en las Paso es porque Kicillof quiso equilibrar con nombres propios la irrupción de los intendentes en el gabinete. Todo parece indicar que a la kicillofista Ávila le queda poco tiempo.

Sacando chapa “productivista”, Kicillof se va de gira como partenaire de Scioli para “ganar mercado” para las empresas y Pymes que exportan a Brasil. A Scioli lo ensalzan como modelo de embajador exitoso, de “diálogo” con el derechista Jair Bolsonaro y la llave para llegar a la poderosa Fiesp, la federación empresaria de San Pablo que agrupa a los capitanes de la industria paulista que sostienen a Bolsonaro. En las vísperas de las elecciones del 14 de noviembre, los “nacionales y populares” hacen buena letra con los capitalistas que exigen la baja de los “impuestos al trabajo” y la reforma laboral como condición para la “reactivación”. Esto en una provincia de Buenos Aires donde la pobreza alcanza al 51%, récord en el conurbano, y el salario está devastado.

Daniel Scioli se elogia a sí mismo como un “componedor”, postulándose como alternativa ante un agravamiento de la crisis política y derrumbe del gobierno del Frente de Todos. La presencia estelar de Scioli en la reunión que se prepara con los CEO´s brasileros da cuenta de nuevas crisis en proceso al interior de una coalición kirchnerista-PJ cada vez más desbalanceada. Esta semana dos barones del conurbano bonaerense se reunieron con Manzur para “hablar” de obras y control de precios, puenteando al gobernador. La movida de los alcaldes Juan José Mussi de Berazategui, Alberto Descalzo de Ituzaingó y del diputado provincial y ex hombre fuerte de Florencio Varela, Pereyra, parece ser otra avanzada de los intendentes convergente con la reaparición de Daniel Scioli.

La puesta en escena con los empresarios en San Pablo es una jugada electoral de la que se agarra un Kicillof en derrumbe, pero también es funcional al acuerdo que los Fernández y Sergio Massa prepararán con Cambiemos para después de las elecciones, ante un “acuerdo” con el FMI que viene con pronóstico reservado. El verso nacional y popular presenta el viaje de Kicillof como un gran impulso a las Pymes para la reconstrucción económica en la pospandemia. Las exportaciones de la provincia de Buenos Aires a Brasil, que ocupan el 60% de las ventas a los países limítrofes, pasan centralmente por los negocios agrícolas y las empresas grandes, no por las Pymes. El máximo dirigente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) reconoció que -por ahora- las posibilidades de las Pymes en el mercado brasileño son a futuro y que los empresarios “pequeños y medianos” bonaerenses deberían aglutinarse en una “comercializadora” grupal para poder competir.

Seduciendo a Berni

Sergio Berni, con plazo fijo de vencimiento y ruptura con el Frente de Todos, espera el resultado electoral para consumar el portazo. En el “mientras tanto” va en yunta con Kicillof a las entregas de patrulleros en los municipios y exige más recursos para la Bonaerense. Esta semana, el gobernador anunció un refuerzo de más de siete mil millones de pesos por encima de lo pautado por el Presupuesto Provincial 2021, que irán a parar al Ministerio de “Seguridad”, con el evidente propósito de retener al represor de Guernica en el gabinete y en el gobierno. El bernidependiente Kicillof le abre el grifo a la corrupta y maldita policía mientras le niega el aumento salarial a los médicos y profesionales de la salud. A dos años de la Masacre de Monte y con el sumario cerrado, los familiares de los cuatro jóvenes asesinados siguen reclamando justicia y que le pongan fecha al inicio del juicio a los 23 efectivos y un funcionario municipal que fueron participes de este crimen o que lo encubrieron.

Reforma Laboral

Kicillof y todo el peronismo están desesperados por ganar el voto de la burguesía mientras pierden el voto de los trabajadores y las capas más explotadas de la provincia de Buenos Aires, ajustadas por el gobierno del Frente de Todos. En la previa a la gira a San Pablo, el “Kici” hizo campaña en los parques industriales que son infiernos de precarización y sobreexplotación laboral. El “amigo de los trabajadores”, como lo llama Baradel, estuvo en el Parque Industrial de Logística Norlog de Tigre anunciando subsidios a los capitalistas y exenciones impositivas. En un raid recorrió también el Parque Industrial y Tecnológico de Florencio Varela y Burzaco criticando a María Eugenia Vidal por “abandonar a los industriales”. Entre uno y otro, Kicillof no se privó de elogiar al FMI, que estaría “revisando las reglas” y al que el gobierno nacional acaba de gatillarle otros 388 millones de dólares.

Vamos con el Frente de Izquierda Unidad

Las idas y vueltas de Kicillof son el retrato vivo de un gobierno desorientado y en demolición que no puede salirse del libreto del ajuste para pagar la deuda externa a los bonistas. Después de las legislativas vendrá el presupuesto ajustador y un nuevo pacto con la derecha. El voto al Frente Izquierda Unidad es un refuerzo a las luchas y organización de los trabajadores y a una salida obrera y socialista para reorganizar el régimen social sobre nuevas bases.

También te puede interesar:

Néstor Braidot, decano del instituto de Industria (IDEI) de la UNGS, es el nuevo presidente del consejo. La integración al Albertismo continúa.
El ministro de Hacienda, Pablo López, presentó el proyecto en la Legislatura.
El Municipio como agente de la especulación inmobiliaria.
El Presupuesto 2022 llega a la Legislatura.
El agua hizo estragos en las casas y los barrios pobres de  CABA y el Conurbano Bonaerense.