15/07/2004 | 859

Kirchner, impávido ante el saqueo de la cuenca de Malvinas

El gobierno de “Su Majestad” ha relanzado una explotación en gran escala de los recursos de la cuenca marítima de las Malvinas. Cuando el año pasado Argentina restringió la captura de merluza negra para impedir su extinción por la sobrepesca, el gobierno isleño concedió deliberadamente 14 licencias para explotar ese recurso en las Georgias y Sandwich del Sur. Ahora, el gran pulpo Falkland Islands Company (FIC), dueño de las principales riquezas de las islas, anunció el inicio de una exploración de petróleo, costas afuera, en un amplio sector de la cuenca sur de las Malvinas, asociado a un consorcio australiano-británico. “De acuerdo con un mapa sísmico realizado el año pasado, tras relevar 4.340 kilómetros cuadrados, el consorcio propietario de las licencias estimó que podrían existir reservas por entre 200 y 2.500 millones de barriles de crudo en esas áreas. De confirmarse esos volúmenes, la explotación del crudo malvinense originaría un negocio millonario. Como dato basta una cifra: en 2003, la producción petrolera de la Argentina alcanzó los 271,7 millones de barriles” (El Cronista, 24/6).


Así, de la mano del aumento mundial de los precios del petróleo, y menos de una semana después de que el propio Bielsa reclamara por Malvinas ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, el imperialismo le dió una respuesta.

En esta nota